REAL MADRID

Keylor da la razón a Zidane

El costarricense sigue dando ejemplo cuando el Madrid le necesita. Ante el Deportivo dejó la portería a cero y rozó el balón en el penalti de Andone.

0

Keylor Navas sigue siendo una garantía en la portería blanca. El guardameta da la razón a Zidane Zidane, que no duda en elogiar siempre al costarricense cada vez que tiene la oportunidad. "Lo bueno de Keylor es que nunca se rinde", dijo el técnico francés durante la pretemporada del club blanco en Estados Unidos. Y el futbolista lo prueba en cada ocasión que tiene, la última ha sido en el primer partido de Liga ante el Deportivo. Keylor mantuvo su portería a cero y tocó el balón en el penalti lanzado por Andone.

Navas ya dio muestras de su buen estado de forma durante en el partido ante el Manchester United. En el primer partido con exigencias, la Supercopa de Europa ante los de Mourinho, el tico la solventó con galones. A pesar de que no estuvo acertado en el gol de los red devils con un despeje al centro del área que aprovechó Lukaku, en el 82 salvó al Madrid tras acertar en un mano a mano con Rashford. 

Bien en la pretemporada

Aunque suene paradójico tras encajar un 1-4, el único futbolista del primer equipo blanco que salió sin mácula de la goleada encajada por el Madrid ante el City fue Keylor. El costarricense fue una pared contra la que se fueron a estrellar Agüero y Gabriel Jesús. Al primero le sacó una pelota durísima tirando de reflejos, con el segundo improvisó una complicada parada con el pie derecho. Un papel de MVP en sintonía con sus buenas intervenciones en Santa Clara frente al United. Donde hay compañeros suyos con una clara falta de ritmo, Keylor ya estaba en una forma casi impropia del mes de julio.

Tras su exhibición, y entre la corta de lista de puntos positivos que podía enumerar, Zidane pudo agarrarse a la confirmación de que el tico está definitivamente de vuelta tras sus altibajos del año pasado. "Ha tenido una pretemporada por primera vez desde que estoy con él, ha sido buena hasta ahora y él está muy bien", argumentó Zidane.

Llegó al primer día tras las vacaciones incluso más 'fino', ligeramente por debajo de su peso de competición y Llopis, el preparador de porteros, pudo administrarle los entrenamientos que no pudo darle el verano pasado en Montreal por la cirugía para curar la tendinopatía. Tardó 118 días en regresar a una convocatoria. Aquello condicionó la temporada 2016-17 de Keylor hasta el punto de que fue una montaña rusa. El tramo final fue en ascenso y su paradón a Gameiro en el último derbi en el Bernabéu y la mano a Pjanic en Cardiff sellaron su continuidad. Aunque Mourinho le dio luz verde a De Gea a finales de abril, fue el Madrid el que se frenó esta vez. "Le abrimos la puerta, pero fueron ellos la que la cerraron", confesó el portugués hace semanas. Fue cosa de Zidane, que no ve necesidad de tocar algo tan delicado como la portería. Se siente más que cómodo con Keylor. Se siente seguro.