ALIANZA LIMA

¿Por qué Alianza Lima ha empezado tan mal el año?

El cuadro de Bengoechea ha tenido un mal arranque de temporada, lo que preocupa de cara a la fase de grupos de la Copa Libertadores, que arranca el 5/3.

¿Por qué Alianza Lima ha empezado tan mal el año?

Todo puede remontarse a la primera semifinal de la Liga 1 del año pasado, en la que Alianza Lima enfrentó a Sporting Cristal en Matute. Los íntimos lograron imponerse gracias a un tardío gol de Aldair Fuentes en un encuentro en el que fueron ampliamente dominados y sufrieron de más. Pudieron irse con uno o dos goles en contra, pero los celestes perdonaron y Fuentes anotó a 93’.

Consultado sobre el desempeño de su equipo ese día, Pablo Bengoechea respondió que todo había salido según lo planeado y que estaba muy satisfecho. Algo sorprendente teniendo en cuenta que Cristal llegó mucho más, tuvo el 65% de la posesión y dominó el partido. Esto no quiere decir que el que tiene más la pelota es el que mejor juega en todos los casos, pero en la primera semifinal fue evidente.

¿Por qué, entonces, Bengoechea se mostró tan satisfecho a pesar de que su equipo jugó tan mal? ¿O fue sólo una declaración para dar confianza a sus futbolistas? Parece más lo primero que lo segundo: escudado en su pragmatismo, el técnico uruguayo parece haber llegado a la conclusión de que Alianza ganará por peso individual, por plantilla, por garra, pero sin demasiada creatividad. Como si no fuera necesaria.

Lo cierto es que los blanquiazules, desde la final perdida ante Binacional, han mostrado poco y nada, a pesar de contar con uno de los planteles más completos del torneo peruano. En cuatro partidos, ha conseguido sólo cuatro puntos: un triunfo, un empate y dos derrotas. Pero los resultados no son necesariamente lo más grave. En realidad, lo preocupante es que Alianza no parece haber evolucionado de una temporada a otra y, más bien, se nota cierto retroceso.

Cualquiera puede perder en la altura de Ayacucho, es parte del juego, pero caer en casa ante el Atlético Universidad, empatar sobre el final en Trujillo y sólo ganar al Atlético Grau en Matute por la mínima diferencia, jugando mal, es preocupante. Bengoechea está decidido a seguir utilizando su defensa de tres, por más que luce cada vez más vulnerable. Sigue aislando a Adrián Balboa, muy solo arriba, y, encima de todo, ha fichado a jugadores polémicos, que caen en indisciplinas una semana tras otra, lo cual sólo agita más las aguas en La Victoria.

Quizás es momento de que el técnico uruguayo se replantee algunas ideas y empiece a cambiar la forma en que juega su equipo. De lo contrario, Alianza corre el riesgo de llegar a marzo en pésima forma, justo para el inicio de la Copa Libertadores, en donde deberá enfrentar a Racing, Nacional de Montevideo y al Estudiantes de Mérida a partir del 5.