UNIVERSITARIO DE DEPORTES

Universitario podría quedarse sin su primer equipo

La administración de Carlos Moreno decidió aplicar la suspensión perfecta para los jugadores profesionales que ganen más de 2.000 soles.

Universitario podría quedarse sin su primer equipo

No debería ser ninguna sorpresa que, en tiempos de crisis económica mundial, Universitario de Deportes se haya hundido todavía más de lo que estaba. Uno de los clubes más informales de las últimas décadas, manejado por personajes de dudosa procedencia y mucho más turbias formas de operar, no podía salir ileso de tremendo terremoto.

Universitario, como millones de peruanos, vive día a día. Algo inoncebible teniendo en cuenta que es uno de los dos equipos más grandes y tradicionales del país, que juega de local con el estadio más grande de Sudamérica y que cuenta con millones de hinchas de todas las ciudades y edades. Es comprensible, entonces, que una institución que sufre cada mes para pagar todas sus cuentas haya tenido que tomar medidas extremas para capear el temporal.

Suspensión perfecta: ¿El inicio del fin?

La U armó uno de los mejores planteles de la Liga 1 para encarar esta temporada. Fichó a un cuerpo técnico serio y no demasiado económico -guiado por el experimentado Gregorio Pérez-, además de algunos jugadores de alto perfil, como Jonathan Dos Santos, de los que pudo mantener, como Alejandro Hohberg o Alberto Quintero, futbolistas que forman parte de la élite del fútbol nacional.

En ese escenario, lo único que podía sostener a la U eran las victorias, y, por ende, la venta de entradas y los ingresos por retransmisión. Con esa falta de ingresos, la administración del polémico  Carlos Moreno decidió aplicar la suspensión perfecta a su plantel profesional, luego de hacerlo con gran parte del personal del club, incluyendo el equipo femenino.

La suspensión perfecta es un mecanismo que se emplea una vez que el empleador y el empleado no deciden ponerse de acuerdo. Moreno quería bajar en 50% los ingresos del plantel, que se opuso, por lo que se optó por la suspensión perfecta: los jugadores dejarán de percibir su sueldo por un tiempo, hasta que termine la crisis, y luego empezarán a cobrar de nuevo.

Queda una duda importante: ¿pueden los jugadores renunciar en plena suspensión perfecta? Es posible que sí, si es que tienen una oferta más conveniente y prefieren rescindir su contrato. Moreno ha dicho que todavía hay espacio para negociar, pero la suspensión perfectas erá aplicada una vez que el Ministerio del Trabajo la apruebe. Y ese podría ser el principio del fin de Universitario de Deportes.

El plantel responde

Hace algunos minutos, el plantel de jugadores del primer equipo de Universitario publicó un comunicado en el que acusan a la administración actual de "no reconocer el esfuerzo" que vienen haciendo los futbolistas para entrenar desde sus hogares en este contexto. Además, denuncian que se les ofreció un recorte "dependiendo de los ingresos del club", estableciendo como fecha límite para el pago el 31 de enero del 2021.

A pesar de no haberse negado a negociar, un representante de la administración de Moreno los acusó de haber rechazado cualquier negociación, por lo que se optó por acogerse a la suspensión perfecta, algo con lo que el plantel no está de acuerdo. De hecho, para cerrar el comunicado, los futbolistas sostienen que están abiertos a seguir negociando.