CORONAVIRUS PERÚ

Coronavirus Perú: qué bancos mantienen el congelamiento de deudas en junio

Con motivo de la crisis provocada por el coronavirus, algunos bancos del Perú congelaron las deudas. Te contamos cuáles mantienen el congelamiento en junio.

Coronavirus Perú: qué bancos mantienen el congelamiento de deudas en junio

Con motivo del parón de actividades por la pandemia del coronavirus, varias entidades bancarias del Perú congelaron las deudas de sus clientes para paliar el efecto de la crisis que ha provocado la enfermedad en el país. Esto significa que deudas de las personas naturales y de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), quedan congeladas por dos o tres meses sin el cobro de intereses.

La ampliación del estado de emergencia sanitaria hasta el próximo 30 de junio, ha llevado a los bancos a solidarizarse con los ciudadanos peruanos y muchos de ellos continuarán con esta congelamiento de deudas.

¿Qué bancos mantienen el congelamiento de deudas en junio?

BBVA

El BBVA ofreció a sus clientes la posibilidad de acogerse a un congelamiento de cuotas de 90 días desde el inicio de la cuarentena (abril, mayo y junio) sin intereses adicionales. Esta medida se aplica a los clientes de tarjetas de crédito, créditos de consumo y mypes.

Scotiabank

Esta entidad también otorgó el congelamiento de deudas hasta junio de 2020. De esta forma, sus clientes pueden fraccionar sus cuotas de abril, mayo y junio, sin intereses moratorios, para el caso de las tarjetas de créditos, préstamos personales, préstamos vehiculares, créditos pymes y préstamos hipotecarios.

BCP

En el caso del Banco de Crédito del Perú, sus clientes (personas o pymes) han podido congelar los créditos durante abril y mayo. Con motivo de la prórroga del estado de emergencia, el BCP anunció su nuevo plan Unidos BCP, que permitirá reprogramar las deudas de las personas naturales y de cierto grupo de empresas hasta por 80 meses.

Interbank

Esta entudad ofreció a sus clientes el pago cero para las cuotas de los créditos de abril y mayo, fraccionando sus cuotas sin intereses en 12 meses para tarjetas de crédito y en 24 meses para préstamos personales, vehiculares y créditos a la pequeña empresa. Los créditos hipotecarios son 48 meses sin intereses.