Ayacucho FC
1
Finalizado

SPORTING CRISTAL 2 - 1 AYACUCHO FC

Cristal gana con poco

Los celestes sufrieron para ganar un partido que parecían tener controlado. La semifinal sigue abierta. La vuelta se juega el sábado.

Cristal gana con poco

Sporting Cristal pudo cerrar la eliminatoria en el primer tiempo, cuando, después de encajar el segundo gol, Ayacucho FC lució desorientado, pero los futbolistas de Gerardo Ameli se envalentonaron y estuvieron a punto de empatarlo en la segunda parte. El 2-1 deja abierta la semifinal de la Liga 1, cuya vuelta se jugará el sábado en el Monumental.

Cristal empezó el partido volcado en campo rival, como en la final de la Fase 2. La presión intensa funcionó mejor en buena medida gracias a la presencia de Jorge Cazulo, más útil para ese fin que Christofer Gonzáles, que arrancó en su lugar el último sábado.

La gran diferencia con ese partido es que los celestes lograron ser eficaces en el área rival. A los 27’, cuando el equipo de Mosquera se encontraba mejor parado en el campo, Christopher Olivares lanzó un buen centro rasante desde la banda derecha y Washington Corozo, muy criticado por su falta de gol, marcó el primero.

Ayacucho encajó muy mal el gol de Corozo y lució más bien desorientado en los minutos posteriores, algo que aprovechó Cristal en el minuto 35’. Emanuel Herrera definió de zurda después de una buena jugada por izquierda entre Corozo y Loyola, que habilitó muy bien al goleador argentino.

En la segunda parte, cuando los celestes debieron aprovechar la desesperación de su rival para atacar los espacios que dejaba, desperdiciaron un par de ocasiones muy claras que terminaron pagando muy caro. Ayacucho ya había llegado con claridad un par de veces en el primer tiempo, pero recién en el 59’ marcó el descuento gracias a un buen zurdazo de Leandro Sosa.

El partido se le hizo cuesta arriba a los de Mosquera, que lucieron, como en la final de la Fase 2, en peor estado físico que los de Ameli. Ayacucho llegó bien por las dos bandas, aprovechando el cansancio y el desconcierto de su rival, pero no consiguió empatar.

El encuentro se volvió muy cortado, los jugadores se llenaron de amarillas y el peligro en las áreas se esfumó. Murrugarra se fue expulsado a falta de cinco minutos, con lo que los celestes volvieron adueñarse de la pelota, aunque sin ser profundos, más bien a la espera del pitazo final. El resultado terminó siendo justo y deja abierta una semifinal que ha cumplido con las expectativas.