PERUANOS EN EL EXTERIOR

Abram, el silencio hecho zaguero

El Granada CF ha encontrado a su nuevo líder defensivo: el peruano Luis Abram, cuya trayectoria se ha forjado entre el mutismo y la superación.

0
Abram, el silencio hecho zaguero

Luis Abram, limeño de 25 años, zaguero peruano que representa a la selección andina, a partir de la segunda etapa del entrenador Ricardo Gareca, tiene todo hecho para transformarse en el nuevo líder defensivo del Granada CF. Después de su polémica salida de Vélez Sarsfield, el forjado en las canteras del club Regatas Lima encontrará en el recinto Nuevo Los Cármenes su nuevo hogar por los próximos años.

El debut de Abram en el fútbol profesional se dio con la camiseta de Sporting Cristal en el 2014. Desde entonces se fue consolidando hasta registrar más de un centenar de partidos como defensor durante tres temporadas. Sin embargo, gran parte de la prensa cuestionaba su forma de juego. Entre otras cosas, siempre llamaba la atención su carácter tranquilo y silencioso, características que supo transformar en virtudes con el paso de los años.

Las estadísticas de Luis Abram

Con los cerveceros, además de afianzarse como caudillo en la última línea, supo ser campeón nacional en dos ocasiones antes de marcharse a su primera gran aventura internacional: Vélez Sarsfield. Una vez que recaló en Liniers, se ganó la confianza del cuerpo técnico, fue haciéndose un espacio entre los titulares y evolucionó notablemente en su fútbol. Con el paso de los cotejos, se visualizó a un Abram mucho más maduro y fuerte; aunque continuaba manteniendo su silencio como sello personal.

Desde Argentina, los propios cronistas resaltaban su capacidad táctica, buen juego aéreo, velocidad en el marcaje, correcta salida con el balón en los pies y polifuncionalidad. Con ello fue mucho más fácil llamar la atención del 'Tigre' Gareca, quien en un principio lo consideraba entre los convocados, pero con sus notables participaciones en Vélez ganó el derecho de ser un titular indiscutible.

El buen presente que reflejaba en Liniers hizo, inmediatamente, que la dirigencia de Vélez le presentara un nuevo contrato a fin de renovar su vínculo. Sin embargo, Abram rechazó la propuesta porque quería marcharse al extranjero. Dentro de la institución, el gesto de Luis cayó muy mal y por poco fue congelado. El técnico Mauricio Pellegrino intentó hacerlo cambiar de parecer, pero jamás logró su cometido. El peruano continuó jugando por decisión del entrenador hasta que su contrato expirara. Una vez que acabó el nexo jugador-club, Abram se marchó en silencio.

El destino, ahora, lo ubica en el Granada CF, entidad deportiva que volverá a albergar a un deportista peruano. Años atrás fue la morada de Sergio Peña, quien supo obtener el cariño de la afición, pero que con el tiempo optó por otros horizontes para crecer. Con Abram se espera que asuma un liderazgo nato desde el día uno y sea un guía para el plantel. El estratega Robert Moreno insistió mucho en su contratación. Ahora que lo tiene como nuevo elemento nazarí, espera que sepa rendir. Y no importa si es en absoluto mutismo.

El mapa de calor y las cifras de Abram