NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN PERUANA

Uruguay ya juega contra Perú

La Asociación Uruguaya de Fútbol le asignará 1800 entradas a la hinchada peruana que vaya a Montevideo con un precio exorbitante: 300 dólares por boleto.

Actualizado a
AME2175. LIMA (PERÚ), 02/09/2021.- Yoshimar Yotún de Perú disputa el balón con Brian Rodríguez (i) y Federico Valverde(d) de Uruguay hoy, durante el partido entre Perú y Uruguay por las eliminatorias de Conmebol a
SEBASTIAN CASTANEDA POOLEFE

Uruguay y Perú jugarán una final en el Estadio Centenario de Montevideo. Los locales ocupan el cuarto lugar de la tabla de las eliminatorias para Qatar 2022 con 22 puntos, uno más que la blanquirroja y, a solo dos jornadas del final del certamen, ambos tienen las chances intactas de clasificar de forma directa al Mundial. Es por eso que el partido ya se ha empezado a jugar aunque falte todavía más de un mes para el pitazo inicial.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) anunció que solo le asignará 1800 entradas a la hinchada peruana que quiera acudir al Centenario, que tiene capacidad para unas 60 mil personas. Sin embargo, lo que ha incomodado a los aficionados que pensaban viajar es que los boletos costarán 300 dólares cada uno, un precio absolutamente exorbitante.

Aún así, la AUF ya ha recibido unas 3600 solicitudes para comprar entradas por parte de peruanos, según el periodista uruguayo Rodrigo Romano. En esa línea, Gastón Tealdi, vicepresidente de la organización, señaló que los precios corresponden a la “ley de la oferta y la demanda”, de manera que no se modificarán los costos. Es evidente que Uruguay prefiere que el partido se juegue con la menor cantidad posible de hinchada visitante.

Sin embargo, si algo ha quedado claro es que muy pocas gargantas pueden sonar como decenas de miles si se deja el alma en las gradas, como sucedió con el puñado de hinchas peruanos que acudió al último partido en Barranquilla, y que se hizo escuchar por encima de los cuarenta y pico mil colombianos que colmaron el Metropolitano. Aquella tarde Edison Flores silenció al estadio y provocó que esos pocos hinchas estallaran junto a todo el país, lo que se espera que suceda el próximo 24 de marzo en Montevideo.