Las grandes batallas camino del training camp: NFC Oeste

NFC Oeste

Las grandes batallas camino del training camp: NFC Oeste

Las grandes batallas camino del training camp: NFC Oeste

Los Seattle Seahawks parten como grandes favoritos, pero necesitan recuperar un juego de carrera potente para volver a ser ellos mismos.

Voy con la última división en este repaso de acercamiento a los campos de entrenamiento de finales de julio y me encuentro con que la NFC Oeste es una de las menos interesantes de cara al verano. Ya no se trata tanto de que el nivel sea muy desigual entre todos los equipos, y eso lleve a pensar que el favoritismo es muy claro para los Seattle Seahawks, sino que tampoco se atisban grandes dramas para confeccionar las plantillas y para dirimir quienes son titulares y quienes no.

Seattle Seahawks

La gran época dorada de los Seahawks, esa en la que ganaron un anillo y estuvieron a una yarda de ganar otro, tenía muy claros algunos conceptos tan sencillos como son una defensa asfixiante y un juego de carrera potentísimo sobre el que asentar el ataque. Aquella yarda en concreto de lo que acabo de hablar hizo tambalearse el segundo de estos preceptos, y el equipo lo ha pagado.

Ahora han fichado a Eddie Lacy y, hombre, no es que sus tumultuosos años en los Green Bay Packers, una montaña rusa de yardas, hamburguesas y decepciones, permitan tener una ilusión desbocada, pero sí que sirve como acicate para pensar que las cosas van a cambiar en el ataque de los Seahawks.

No podrá cambiar mucho si la OL no mejora, por supuesto, que por algo fue la peor de la pasada temporada con momentos que daba lástima mirar para ellos. La mejora de esta unidad, que tiene un buen montón de gente joven, y la nueva jerarquía del backfield son las historias que más me interesan en Seattle en agosto.

Arizona Cardinals

Los Cardinals han decidido no rendirse ni entregar la cuchara, como tantos expertos les han pedido en los últimos tiempos. Han fichado veteranos y han drafteado con agresividad, buscando jugadores que rindan desde ya y no proyectos, promesas, que haya que formar y con los que la palabra paciencia sea la clave.

Siendo así, la defensa en general va a ser un espectáculo. Ya lo era, con esa amalgama de diferentes talentos dominados por la heterodoxia y la flexibilidad. Los Bucannon y Mathieu de la vida. A ellos se suman jugadores como Budda Baker y Haason Reddick que, sin duda, vienen con toda la intención de hacerse con un hueco a la voz de ya y de dotar a esta unidad de uno de los aspectos más extraños, y por ello excitantes, de toda la NFL.

Los Angeles Rams

Todos los ojos están puestos, por supuesto, en Jared Goff. Se puede decir que la gran batalla del campo de entrenamiento de los Rams es la del quarterback, número uno del draft en 2016, contra sí mismo.

Eliminada toda competencia, pasada por la piedra la era de Jeff Fisher como entrenador principal, ejecutado el movimiento de Saint Louis a Los Angeles... todo apunta a que el gran debate en los Rams es, y será, si Goff está capacitado para ser un quarterback franquicia.

No va a andar escaso de presión el chico, no.

San Francisco 49ers

En un equipo en construcción es evidente que el mayor punto de atracción son los rookies y los jugadores de segundo año matándose por ser la referencia futura de la franquicia. De eso tienen mucho en San Francisco.

La ilusión que se respira con la llegada de Kyle Shanahan tiene que notarse en el campo. Eso lleva a pensar que es en el ataque donde veremos más novedades y variaciones. El esquema será el protagonista y el que se llevará nuestras miradas y análisis.

Pero es en defensa donde parece estar la mayor cantidad de talento y, a título individual, lo que puedan hacer los Solomon Thomas o Reuben Foster junto a los DeForest Buckner o Arik Armstead es lo más llamativo del próximo training camp.

0 Comentarios

Normas Mostrar