Un ex jugador NFL de 230 kilos y una misión educativa

New York Giants

Un ex jugador NFL de 230 kilos y una misión educativa

Un ex jugador NFL de 230 kilos y una misión educativa

USA TODAY Sports Images

for USA TODAY

Jared Lorenzen jugó en los New York Giants y se hizo famoso por su sobrepeso. Ahora quiere servir de ejemplo para que los más jóvenes no caigan en su adicción.

Jared Lorenzen fue un jugador de la NFL que se hizo famoso por su sobrepeso. Proveniente de la universidad de Kentucky, donde dejó muy buenos momentos, estuvo dos años en la disciplina de los New York Giants. En los años 2006 y 2007 fue el suplente de Eli Manning y se convirtió en el centro de numerosas bromas, todas ellas relacionadas con su grosor. Y es que pesaba nada menos que 130 kilos. Todo un atleta profesional con esa figura.

Él, entonces, se lo tomaba con humor. A fin de cuentas, había estado "relleno" toda su vida y sabía lo que era aguantar los chistes al respecto. Lo que pasa es que siendo un deportista profesional, alguien que tiene seguidores, alguien que gana partidos, que gana dinero, tanto la autoestima como la sensación de estar protegido en una burbuja son emociones comunes.

El problema vino cuando se retiró.

Durante años ahondó en su espectacularmente mal estilo de vida y se olvidó de su existencia como profesional. Siguió siendo un adicto a la comida basura, algo que le lleva acompañando desde siempre, pero dejó de lado cualquier tipo de ejercicio físico. Durante ocho años, hasta 2016, no se volvió a pesar. Y cuando lo hizo descubrió que pesaba 230 kilos.

230 kilos.

De las risas pasó al pánico y a una poderosa sensación de vida malgastada. Por supuesto, su mera supervivencia está en riesgo; la presión arterial, la grasa acumulada, la exigencia para todo su organismo, le ponen al borde de la muerte. Él mismo lo sabe y lo que ha decidido hacer es reconocer su problema, buscar un cambio de hábitos, afrontar su realidad y tratar de sobrevivir.

Pero hay algo más: quiere ser un ejemplo para los jóvenes. Un ejemplo de lo que no se debe hacer bajo ningún concepto, de cómo no puede uno abandonarse de esa manera, ni física ni mentalmente, y de cómo no se pueden sucumbir a las adicciones, en este caso de la comida basura.

Por eso ha puesto en marcha un proyecto llamado "The Jared Lorenzen Project" en el que se grabará de continuo durante todo su proceso de vuelta a la salud, a un peso que se pueda entender como saludable, y montará un documental que quiere mostrar, sobre todo, a los niños. Le está ayudando para ello el cineasta Anthony Holt, que ya compuso el documental sobre la vida del jugador de la NBA (y también de la universidad de Kentucky) Antoine Walker, que pasó del estrellato y ser multimillonario a la bancarrota más absoluta.

Jared Lorenzen ha pasado de broma recurrente a ser humano destruido. Ahora quiere volver a ser una persona normal y contarlo a quien quiera oírle para que no cometa sus mismos errores. Que tenga suerte.

0 Comentarios

Normas Mostrar