Bale es otro lejos del Bernabéu

REAL MADRID

Bale es otro lejos del Bernabéu

El galés ha participado en siete goles del Madrid y seis de ellos han sido a domicilio, donde Bale ha mostrado su mejor versión: Manchester, Riazor, Anoeta y Dortmund.

Gareth Bale volvió a mostrar, una vez más, su mejor versión lejos del Santiago Bernabéu y los pitos que la grada blanca le ha dedicado esta temporada tras los tropiezos ante Valencia, Levante y Betis. En lo que va de temporada el galés ha participado en siete goles del Real Madrid, siendo el jugador de la primera plantilla que más se ha implicado en los tantos blancos. Por detrás aparecen Cristiano (cinco goles) y Marco Asensio (cuatro goles y una asistencia) con cinco participaciones.

Lo curioso del dato de Gareth Bale es que en el Bernabéu sólo ha tenido implicación activa en un gol, la asistencia que le brindó a Cristiano Ronaldo ante el APOEL en la primera jornada de la Champions. El resto de asistencias (Manchester United en Supercopa, Deportivo en Liga y Dortmund en Champions) y goles (Riazor, Anoeta y Signal Iduna Park) del internacional por Gales llegaron en partidos jugados fuera de casa.

Otra de las claves de la mejoría de Bale es la disposición táctica del equipo. Con un 4-4-2 como el que planteó Zidane en Dortmund y en Coruña, Bale está más liberado de tareas defensivas (casi exclusivamente en las jugadas a balón parado en contra) y puede centrar sus energías en el apartado ofensivo del equipo. Mientras que cuando juega por la banda derecha su implicación defensiva aumenta, dejándole menos minutos para el ataque.

Además, actuando en ese 4-4-2 Bale aprovecha mejor los espacios y se beneficia de su velocidad para llegar a los balones en profundidad y plantarse solo delante del portero, como hizo en el 1-3 en Anoeta y ante el Dortmund para marcar el 0-1. Lo mismo sucede cuando se deja caer por banda izquierda, desde donde ya repartido este curso sus cuatro asistencias: a Isco ante el Manchester United en Supercopa, a Kroos en Riazor y a Cristiano ante el APOEL y Dortmund en Champions. Atendiendo a los datos estadísticos de Bale se podría deducir que el galés juega mejor en un 4-4-2 para aprovechar los espacios a la espalda de la defensa rival y escorado a la banda izquierda. Y siempre lejos de los pitos del Bernabéu.

0 Comentarios

Normas Mostrar