BARCELONA | BARTOMEU

“Quisimos aplazar el partido, pero LaLiga no nos lo permitió"

El presidente Bartomeu sobre dónde jugaría el Barça en caso de independencia: "Ya lo abordaremos con tranquilidad y seny. Pero esto aún no ha pasado”.

0
“Quisimos aplazar el partido, pero LaLiga no nos lo permitió"
JUAN MEDINA REUTERS

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, compareció ante los medios de comunicación tras la reunión extraordinaria de la junta directiva motivada por la actuación policial contra la población de Catalunya ante la celebración del referéndum suspendido por la justicia que derivó en que el encuentro ante Las Palmas del domingo se jugara a puerta cerrada.

Bartomeu explicó que el Barça “deseaba aplazar el partido, pero LaLiga no nos lo permitió. Quisimos hacer un gesto para denunciar decidimos jugar el partido de forma excepcional a puerta cerrada para denunciar el uso abusivo y excesivo de la fuerza para evitar el ejercicio del derecho a voto”.

Explicó Bartomeu que “jugar a puerta cerrada en un Camp Nou vacio era una manera de transmitir el rechazo a lo que pasaba. El partido se vio en 174 países y millones de personas vieron lo que pasaba. Lamentamos las molestias a socios y aficionados y agradecemos la comprensión así como entendemos que muchos socios querían la suspensión. Fue una de las decisiones más difíciles que he tomado como presidente".

La decisión de jugar a puerta cerrada fue consensuada “por la junta, los ejecutivos, los técnicos y los jugadores, pero al final la tomé yo. A las 9 de la mañana ya sabíamos que iba a ser un día difícil y diferente. Hablé durante el día con Iniesta y Valverde para explicarles que estábamos intentando aplazar el partido, pero al no conseguirlo decidimos jugar a puerta cerrada. Los capitanes y Piqué estaban al corriente y pudieron expresar lo que quisieron. Fue un día difícil para todos y para el Barça, porque recibimos presiones de todos los lados. Jugar a puerta cerrada fue un altavoz para que la gente se preguntara qué es lo que pasaba en Catalunya. No se jugó a puerta cerrada por motivos de seguridad, jugamos a puerta cerrada por lo que sucedía en Catalunya y al árbitro le expliqué los motivos y le dije que había riesgo de invasión, pero el motivo final fue lanzar un mensaje al mundo. Si suspendemos, la noticia dura un minuto, al hacerlo así, duró 90”, relató el mandatario.

Bartomeu también mostró su apoyo a Gerard Piqué, del que dijo que “como él, muchos socios se manifiestan y tienen todo el respeto del club. Defendemos la libertad de expresión a toda costa. Piqué desea jugar con España y lo incluyen en la lista, nada más hay que decir sobre un tema deportivo".

Preguntado por la posibilidad de jugar en otro campeonato si se declarase la independencia, el presidente del Barça dijo que “vivimos momentos difíciles y complejos y respecto a lo que vaya a pasar en el futuro ya lo abordaremos con tranquilidad y seny. Pero esto aún no ha pasado”.

En la declaración institucional, Bartomeu insistió en recalcar en el “el posicionamiento del club ante la situación excepcional que se vivió en Catalunya. Nos adherimos en su día al pacto por el derecho a decidir, al pacto por el referéndum y defendemos siempre la libertad de expresión. Apoyamos a todas las entidades e instituciones desde el respeto a la masa social pero expresamos la condena más enérgica a los hechos del domingo, por eso nos sumamos a la parada de país prevista para el martes y el club cerrará y ningún equipo se entrenará. El Barça se reafirma en el compromiso de libertad y pide respeto al pueblo de Catalunya. Nos hemos ganado el derecho a ser escuchados y hacemos un llamamiento a encontrar soluciones políticas. Nos solidarizamos también con los ciudadanos anónimos que hicieron el esfuerzo por la democracia y con los 894 heridos por la policía”.