El oscuro futuro de la 'U'

UNIVERSITARIO

El oscuro futuro de la 'U'

El oscuro futuro de la 'U'

La U no está para prometer títulos y excederse en presupuestos para ello, sino para la austeridad y el riguroso cumplimiento de sus obligaciones financieras
Ayacucho - Universitario: Torneo de Verano 2018

Difícil coyuntura la de Universitario de Deportes al final de esta temporada 2017. Ha logrado, con mérito de Troglio, que logró encapsular a la plantilla para que no se afecte con las sanciones administrativas, alcanzar el cuarto cupo peruano en Copa Libertadores y ya en la tercera semana de enero deberá afrontar sus primeros duelos oficiales en el torneo.

Tiene, sin embargo, antes, una tarea mucho más difícil: confirmar su plantilla para la temporada 2018. Por un lado, sancionados debido a reiterados incumplimientos en las exigencias de las licencias, no podrán fichar por todo el 2018; por otro, la Sunat, ente recaudador y segundo principal acreedor en el proceso concursal por insolvencia que afronta la institución ya le ha puesto un ultimátum al actual administrador del club, para que cumpla con las exigencias y no reciba más sanciones. Algo fácil de pedir, pero muy difícil de cumplir cuando se pierde la conciencia de los objetivos que deben plantearse.

La U no está para prometer títulos y excederse en presupuestos para ello, sino para la austeridad y el riguroso cumplimiento de sus obligaciones financieras. Este año lo hizo apostando a una Libertadores que quedó trunca para ellos antes de lo calculado y que redujo drásticamente sus recursos. Gastó lo que no había ingresado. Y esa insensatez pasó factura. Ahora necesita renovar los contratos de la mayor cantidad de integrantes del plantel y no le será posible, más aún si se verá obligado a ofrecer montos menores.

Hay 14 jugadores que terminan contratos y se evaluará a cuales les renuevan. Tarea harto difícil habiendo entre ellos jugadores pretendidos por otros equipos y que podrían emigrar sin dejar dinero al club. Evidentemente, tendrá que promover jugadores de sus bases, pero probablemente perderá competitividad y será difícil que avance en el torneo continental lo que traerá como consecuencia menores ingresos.

Restan pocas semanas para las definiciones. Y éstas pasan por empezar a cumplir con deudas y a poder completar una plantilla al menos regular. Luego, hacer una presentación atractiva en la noche "crema" que podría ofrecer como rival al Atlas mexicano. Sin un equipo que seduzca será todo más complicado.Pesada carga para una administración que parece enfocarse más en los intereses empresariales de Gremco, acreedor principal, que en la salida de los problemas de forma saludable para la institución. El tiempo corre e, indefectiblemente, dará respuestas.

0 Comentarios

Normas Mostrar