Zidane intentará la gran gesta

REAL MADRID

Zidane intentará la gran gesta

Zidane intentará la gran gesta

JUAN MEDINA

REUTERS

Nunca se han recortado 14 puntos en el parón navideño para ganar la Liga. El francés quiere conseguir lo que ya intentó en la 15-16, llegar con opciones hasta el final.

El Real Madrid afrontará el 2018 con una desventaja de 14 puntos respecto al Barça, provisionales hasta que dispute en febrero su aplazado con el Leganés en Butarque, una distancia jamás remontada en la historia del campeonato, pero que en esta última década el equipo madridista ya amenazó, sin éxito, con enjugarla.

La derrota en el Clásico ha alejado a los de Zinédine Zidane por encima de los diez puntos de los de Ernesto Valverde cuando faltan todavía 63 puntos por jugarse, 66 en el caso del actual campeón, obligado a una remontada de tintes épicos.

Esta no es la primera vez en los últimos años que el vigente campeón de Europa se ha ido de vacaciones navideñas casi descartado para la pelea por el título ya que en otras tres temporadas de los últimos diez años le pasó algo similar.

2008-2009

Así, en la campaña 2008-2009, el Real Madrid cerró el 2008 con una desventaja de 12 puntos sobre el Barça de Pep Guardiola. Bernd Schuster había sido destituido y Juande Ramos el elegido para relevarle, aunque el manchego perdió en su estreno en el Camp Nou que dejó al equipo blanco con esa diferencia de puntos.

Sin embargo, desde ese revés, los madridistas fueron capaces de encadenar 18 partidos sin perder, con 17 victorias y un empate (Atlético) para llegar al Clásico del Santiago Bernabéu con cuatro puntos de desventaja y cinco jornadas por disputarse.

Ahí se quedó la épica del conjunto de Juande Ramos, zarandeado ese día por su rival, que le endosó el recordado 2-6, pese a que los locales se adelantaron en el marcador antes del cuarto de hora. Los culés abrieron su diferencia a los siete puntos y los merengues cerraron el campeonato a nueve puntos tras perder también los otro cuatro encuentros restantes.

2012-2013

En la 2012-2013, ya con José Mourinho, el panorama era mucho peor. La derrota en La Rosaleda en el último partido del 2012 por 3-2, con la sorprendente suplencia de Iker Casillas, provocó que el FC Barcelona le sacase al Real Madrid 16 puntos. En esta ocasión, en el último año del portugués en el banquillo blanco, no hubo ni amago de reacción y el doce veces campeón de Europa acabó subcampeón a 15 puntos.

2015-2016

El precedente más cercano y al que más se pueden agarrar aficionados, técnico y club fue hace dos años. Zinédine Zidane había llegado en lugar del destituido Rafa Benítez, pero el francés no pudo evitar que el Barça se escapase y tuviese el título muy bien encarrilado.

La diferencia con las otras dos campañas mencionadas es que el Real Madrid estaba a 12 puntos tras perder el derbi en el Santiago Bernabéu ante el Atlético (0-1) y restaban 36 puntos. El equipo hizo un ejercicio de fe y de no dejarse llevar pese a su presencia en la Liga de Campeones y fue capaz de ganarlo todo, Clásico en el Camp Nou incluido.

Mientras tanto, el equipo que dirigía Luis Enrique Martínez tuvo una crisis de resultados y un desgaste por la eliminatoria de 'Champions' ante el Atlético que lo apretó todo hasta la jornada final. El Barcelona no falló en Granada y se llevó la Liga por un punto de ventaja.

La mayor remontada

De hecho, la máxima cantidad de puntos que ha sido capaz de recortar el Real Madrid para proclamarse campeón ligueros son los siete que tuvo contra la Real Sociedad en la temporada 2002-2003, con el añadido de que esta diferencia era en la séptima jornada.

0 Comentarios

Normas Mostrar