Neymar y Cavani sellan la paz con goles en la victoria del PSG

PSG 4-0 Montpellier

Neymar y Cavani sellan la paz con goles en la victoria del PSG

Neymar y Cavani celebran juntos un gol del Paris Saint-Germain ante el Montpellier.

FRANCK FIFE

AFP

Reconciliación del Parque de los Príncipes con el brasileño, que fue aplaudido tras marcar, de penalti, uno de los goles del triunfo (4-0). Cavani, máximo goleador histórico del PSG.

Victoria balsámica del PSG ayer ante el Montpellier en el Parque de los Príncipes. Después del mal rollo causado por los pitos a Neymar en la goleada ante el Dijon y la derrota ante el Lyon, el PSG reencontró la paz en forma de goles. Goles marcados por Cavani y Neymar, quienes tenían que marcar para desahogar un poco de la tensión que respiraba el vestuario parisino.

El PSG enfrentaba uno de los rivales más duros de la Ligue 1 con dos importantes bajas: Mbappé, que estará al menos una semana más recuperándose del duro choque que sufrió hace una semana del portero del Lyon, y Dani Alves, que en el mismo partido fue expulsado por encararse al árbitro y recibió tres partidos de sanción de la liga francesa por su calentón.

El Montpellier entró en campo con la mejor defensa de la liga (sólo 15 goles encajados) y apenas dos derrotas en los últimos cuatro meses, incluidos los encuentros de Copa y Copa de la Liga.

Fue el primer partido de Neymar en el Parque de los Príncipes desde su exhibición ante el Dijon (8-0 el 17 de enero), cuando marcó cuatro goles, dio dos asistencias y aun así salió enfadado del estado tras haber sido abucheado por quitarle a Cavani un penalti que podría haberle convertido al uruguayo en máximo goleador histórico del PSG.

Desde entonces, pasaron dos partidos y Cavani pasó en blanco. Aplazando todavía más su momento de gloria, que acabó llegando ayer en el minuto 11. Jugada comenzó con Neymar en la lateral izquierda del área del Montpellier. El brasileño pasó en profundidad a Rabiot que centró raso y potente al primer toque para Cavani, casi en el área chica, marcar su gol número 157 con la camiseta del PSG, récord absoluto de la historia del club francés, superando al sueco Ibrahimovic como máximo goleador parisino.

El regreso de Ney fue discreto, chocándose con la dureza defensiva del Montpellier, que no escatimó en palos para intentar parar al brasileño. Con toda la atención en la estrella canarinha que veía hasta cuatro defensores en su banda izquierda, fueron Di María y Draxler los beneficiados, que encontraron una avenida por el lado derecho de su ataque. El argentino y alemán fueron los arquitectos de las principales jugadas de peligro de los parisinos.

En el 38’, ironías del destino, Neymar se vio otra vez en el punto de once metros ante su grada, después que Draxler intentara un tiro desde la frontal que fue bloqueado con la mando por un central rival. De estar vez, sin pitos, Neymar tiró el penalti y marcó el 2-0 con fiesta de la afición. El primero en celebrarlo con el brasileño fue exactamente Cavani, para cerrar definitivamente cualquier resquicio de rencor o debate sobre la polémica del otro día.

El PSG volvió para la segunda parte con un cambio. Entró Marquinhos por Thiago Silva, que sintió molestias en el muslo y fue sustituido por precaución.

El dominio parisino siguió en los últimos 45 minutos y Di María amplió el marcador tras una jugada en velocidad del sustituto de Dani Alves, Meunier, que subió por la banda derecha y centró raso para el argentino rematar con tranquilidad para marcar el 3-0 en el 70’.

0 Comentarios

Normas Mostrar