El momento de la Foquita

PERÚ-ISLANDIA

El momento de la Foquita

La Foquita disputó un partido deslumbrante, en el que marcó un gol y repartió una asistencia. Jugó en banda y en el centro y trabajó en defensa.

Kena Betancur

EFE

El delantero disputó un partido deslumbrante, en el que marcó un gol y repartió una asistencia. Jugó en banda y en el centro y trabajó en defensa.

Jefferson Farfán ya había avisado con su gran rendimiento en el Lokomotiv de Moscú a lo largo de todo el campeonato ruso y esta noche en New Jersey ha completado uno de sus mejores partidos con la selección, a pocos meses de debutar en una Copa del Mundo.

La Foquita fue elegido como capitán por Ricardo Gareca y el veterano delantero ejerció de líder, sin que le pesase la responsabilidad. Partió como pareja de ataque de Raúl Ruidíaz, siempre unos metros por detrás. No obstante, su movilidad le permitía generar espacios y tirar desmarques hacia la portería que fueron todo un incordio para la zaga islandesa.

En la segunda parte el seleccionador lo movió hacia la izquierda y generó aún más problemas. Y si en la primera parte sólo le había faltado ser más eficaz, tras el descanso sumó la asistencia de gol para Ruidíaz con un pase de cabeza y poco después cerró el marcador con un disparo que un defensor desvió lo justo para hacerle imposible al meta la estirada.

Farfán ya espera a su compañero Paolo  Guerrero, con quien espera dar guerra en Rusia. Él, por ahora, levanta el ánimo de los millones de peruanos que viven con emoción cada partido de la bicolor.

0 Comentarios

Normas Mostrar