ARABIA SAUDÍ - PERÚ

El regreso soñado de Guerrero

En la vuelta del capitán, Perú goleó 3-0 a Arabia Saudí en Suiza con un doblete del 'Depredador', que dejó grandes sensaciones pensando en el Mundial.
Universitario - Sporting Cristal en vivo: Torneo Clausura 2019

El regreso soñado de Guerrero
STEFAN WERMUTH REUTERS

En el primer tiempo, la selección peruana, que tuvo desde el inicio Paolo Guerrero, intentó imponer su juego de salida clara y presión inmediata cuando perdía la pelota; pero se encontró con un cuadro saudí distinto a los rivales de los amistosos anteriores, todos europeos, que había afrontado.

El equipo de Pizzi juega ras del piso, tiene velocidad y habilidad aunque falla en las áreas. Con inocencia para defender y poca contundencia cuando ataca. Ante ello y a pesar de que no generaba llegadas claras, Perú inquietó con remates desde afuera, uno de Tapia que contuvo con dificultad el arquero Abdullah Almuaiouf y otro de Carrillo con volea de zurda que se clavó en un ángulo para darle la ventaja a los de Gareca.

Con la ventaja, se asentó la blanquirroja aunque tuvo algunos errores no forzados en la salida por la izquierda por pases fallidos de Trauco y Yotún. El cuadro asiático, buen rival por pasajes del partido, exigió en lo físico y obligó con su presión a que Perú se viera obligado a salir tocando en espacios reducidos para sacudirse de esa dificultad.

Al cierre de la primera fracción llegó el segundo tanto tras un lindo ataque colectivo en que se conectaron Tapia-Cueva-Flores con remate de este último y que permitió, tras el rebote en el arquero, que Guerrero se reencuentre en su romance con la red. El 2-0 reflejaba la diferencia entre ambos.

El segundo tiempo ratificó la superioridad del equipo peruano que en los primeros minutos demostró su superioridad a través de una posesión permanente y un control absoluto del juego. Así tras una gran gambeta por izquierda de André Carrillo, llegó el centro para el tercer gol peruano y el segundo de Paolo con un impecable golpe de cabeza. El encuentro quedó allí liquidado y en lo sucesivo ambos equipos practicaron muchos cambios para darle actividad a sus plantillas.

Un nuevo examen aprobatorio de Perú previo al mundial, con un funcionamiento que se consolida y con actuaciones individuales que siguen creciendo. Hoy estuvieron en gran nivel, Tapia, Carrillo, Santamaría y el propio Paolo Guerrero aportando con un doblete. De todas formas, persiste la sensación de que el gran protagonista en Perú sigue siendo el juego colectivo. Como n líneas compactas, equipo corto, práctico, fino con la pelota y laborioso para recuperarla.
Tiempo de seguir trabajando con tranquilidad y sobriedad, cimentando conceptos y pensando en afrontar a Suecia el sábado en Gotemburgo. Sin duda la blanquirroja inspira confianza, transita el camino correcto.

Rusia espera y el equipo invita a soñar en que puede ser animador en el torneo. Que así sea.