SELECCIÓN

Advíncula y Carrillo, los más reforzados en Rusia

Advíncula y Carrillo, los más reforzados en Rusia

Los dos jugadores del carril derecho peruano se han erigido como los más destacados de la selección, realizando partidos notables ante Francia y Dinamarca.

El camino de los hombres de Gareca por el Mundial ha acabado pronto pero ha dejado una huella profunda. Más reconocible aún en las figuras de Carrillo y Advíncula.

Los dueños del carril derecho peruano han sido los jugadores más constantes e incisivos de la Bicolor, sorprendiendo a un público que esperaba más de Christian Cueva y, sobre todo, de Paolo Guerrero.

André Carrillo, el extremo diestro limeño, ha destacado por su capacidad para el regate y su vibrante velocidad. Fue capaz de superar a sus rivales, aunque no consiguió redondear sus cabalgadas con centros de excesiva calidad. Quizás, su único pero. Carrillo ha defendido esta temporada la elástica del Watford inglés, con la que ha disputado 1.662 minutos, en los que ha convertido un gol y dos asistencias. Su participación ha sido en calidad de cedido, ya que el peruano continúa en propiedad del Benfica, y presumiblemente, volverá a sus filas esta próxima campaña. El nombre del futbolista de 27 años subirá al alza tras el Mundial, aunque su gran hándicap seguirá siendo su difícil relación con el gol.

Por su parte, Luis Advíncula ha brillado como la gran aparición de la selección peruana. El lateral derecho de Gareca ha sido un auténtico correcaminos por banda, espoleado por su endiablada velocidad. El cohete de Perú ha impuesto su gran físico en el carril diestro, ganando duelos individuales y jugando un fútbol de otro tiempo, en el que prima el instinto y no la razón. Advíncula, de 28 años, también ha jugado como cedido esta temporada. Más concretamente, en el Lobos mexicano, prestado por Tigres, club al que volverá ya en este verano. El peruano presenta un historial de clubes muy dilatado; ha pasado por Alemania, Brasil, Turquía, Argentina y Portugal, sin mucho éxito ni continuidad. Esta inestabilidad de Advíncula y su escaso temple técnico le niegan un mayor escaparate, pero en Rusia ha tenido un papel notable. 

Los dos torbellinos de la Bicolor salen como los más reforzados de la expedición peruana en Rusia. Pero seguirán dejando la incógnita de si su nivel real es la irregularidad que demuestran en club o la pasión irrefrenable que reflejan en la selección