SELECCIÓN

La estrella es Oblitas

La continuidad de Gareca, que parece muy encaminada, ha tenido un protagonista indiscutible: Juan Carlos Oblitas, el hombre fundamental del fútbol peruano.

0
La estrella es Oblitas
MARIANA BAZO REUTERS

Juan Carlos Oblitas se sentó el pasado jueves en una sala abarrotada de prensa del Hotel Los Delfines con una serenidad académica. Como si se tratase de un político o un catedrático. Y es que Oblitas estudió Medicina, pero por el fútbol lo dejó. Así de serio es esto para el director deportivo de Perú. 

El de Arequipa, paisano de Vargas Llosa, es el hombre clave en reafirmar el proyecto de Gareca, que reside en su continuidad y en reformar un fútbol que promete. El cuidado de los jóvenes, la mejora de las infraestructuras, la reorganización del Torneo Local y el plan de licencias, medidas que transitan en su cabeza y en la del "Tigre".

En la trayectoria de Oblitas figura la Copa América de 1975, en la que la Bicolor salió campeona y el extremo izquierdo fue su jugador clave. Además, disputó los Mundiales de Argentina en el 78 y de España en el 82, los años más brillantes del fútbol peruano. Tuvo una fugaz experiencia en las filas del Elche y triunfó en Sporting Cristal. Oblitas lo hizo bien y ganó. 

Ahora es el máximo baluarte de una Federación que se tambalea, y gracias a su sabiduría, calma y naturalidad, parece que todo va a salir a flote. Edwin Oviedo lo ha salpicado todo de corrupción y también ha manchado la imagen de Oblitas, que se pudo ir para salir limpio pero prefirió quedarse, pensando más en Perú que en él. Como los grandes. 

Si Gareca sigue, si Perú triunfa, el agradecimiento tiene que ir para Oblitas.