PERUANOS EN EL EXTERIOR

La difícil adaptación rusa de Cueva en el Krasnodar

El jugador de la Blanquirroja solo ha disputado 38 minutos en los tres primeros partidos de Premier League rusa. A Farfán también le costó encontrar la regularidad.

0
La difícil adaptación rusa de Cueva en el Krasnodar

Nadie dijo que sería fácil. Llegar a una liga nueva, adaptarse al ritmo europeo, el idioma. Christian Cueva sabía desde el primer momento que el reto de jugar en Rusia iba a ser, posiblemente, el más complicado de su carrera. Y así lo esta comprobando desde sus primeros partidos. En las tres jornadas jugadas de Premier League rusa 'Cuevita' solo ha jugado 38 minutos.

En el primer encuentro ante Rubin Kazan su técnico, Murad Musayev, le dio 28 minutos, lo máximo que ha disputado hasta la fecha. En la segunda jornada ante Ural solo fueron 11 minutos. Este pasado lunes se quedó en el banquillo y vio la victoria de su equipo ante Ufa desde la banda. Si bien es cierto que no ha dejado malas sensaciones cuando le han dado oportunidades, el balance de sus primeros partidos en Rusia no es positivo. Más si pensamos que se desembolsaron 8 millones de euros por él en lo que ha sido el refuerzo más caro de la historia del club junto al de Wanderson la temporada pasada.

Tomando como referencia a Jefferson Farfán en el Lokomotiv, aunque la 'Foquita' disfrutó de más minutos, también sufrió la difícil adaptación a la liga rusa. Una lesión le mantuvo lejos de los terrenos de juego en sus primeros partidos. Tras recuperarse, fue capaz de entrar en la rotación, aunque solía mezclar titularidades con suplencias. No fue hasta el inicio de su segunda temporada cuando se convirtió en una pieza fundamental.

Parte de su adaptación pasa por encontrar su hueco en el equipo. De momento, siempre que ha jugado lo ha hecho sustituyendo a un hombre de banda. Cueva ha demostrado a lo largo de su carrera sentirse más cómodo jugando por dentro. En sus primeros partidos ha intentado entrar hacia la mediapunta, y ayudar en la creación de ocasiones, pero siempre desde alguno de los extremos.