NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

COPA LIBERTADORES

La opinión de Eddie: "Hay que rescatar la Libertadores"

Si bien se trata del torneo de clubes más antiguo del mundo, la Copa Libertadores parece haberse quedado estancada en vicios que le están impidiendo recobrar brillo.

Actualizado a
La opinión de Eddie: "Hay que rescatar la Libertadores"
GUSTAVO ORTIZDIARIO AS

Si bien se trata del torneo de clubes más antiguo del mundo, la Copa Libertadores parece haberse quedado estancada en vicios que le están impidiendo recobrar brillo y ofrecer campeones suficientemente competitivos para pelear con más ambición la posibilidad de ser campeones mundiales de clubes.

Es cierto que en los clubes sudamericanos aparecen grandes talentos que luego nutren a los mejores equipos europeos; pero también es verdad que la informalidad, el desorden, la falta de autoridad e inclusive una deficiente puesta en escena provocan que la calidad del juego - al margen de las emociones que siempre están presentes - venga en deterioro y el torneo se esté desprestigiando.

Hace 3 años el insólito ataque con gas pimienta en el clásico argentino, últimamente la mala inscripción de Carlos Sánchez en Santos provocó que el mismo día que se jugaba el partido de vuelta, se le otorguen los 3 puntos a los rojos con marcador 3-0 y que los asistentes al partido de vuelta, irritados con la decisión desaten una ola de violencia vergonzosa. Después, el desenlace penoso con el brasileño Deyverson como comediante protagonista de un show montado para distraer y quemar tiempo cuando Cerro Porteño buscaba el 0-2 ante Palmeiras que lo clasifique en los minutos finales del duelo de vuelta.

Y como esos, innumerables casos de errores arbitrales groseros, teatros montados por jugadores que fingen de manera sistemática faltas y agresiones y que año tras año vienen deteriorando la cada vez más desteñida imagen del torneo. En el camino acusaciones entre dirigentes de clubes que se acusan mutuamente de tener manejos del torneo, designación de árbitros, de sanciones y demás.

Va siendo tiempo ya de que la Conmebol corrija tantos vicios, empiece a sancionar la violencia y el histrionismo drásticamente y de oficio, se preocupe más del público, cuide más el espectáculo y sobre todo, le de al torneo una transparencia de la que cada vez se duda más. 

Hay quienes gustan y disfrutan de la Libertadores con todos estos vicios incluidos; sin embargo creemos que podría ser de otro nivel aún superior, si se cuidaran más las formas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?