ENTREVISTA

"Yo quería ir con Perú, Gareca lo sabe. No habrá problema"

"Yo quería ir con Perú, Gareca lo sabe. No habrá problema"

Cristian Benavente atiende en exclusiva a As para hablar sobre su relación con la selección, cómo asumió no ir al Mundial y su situación actual en su club.

Entre los convocados para el Mundial de Rusia 2018 no apareció el nombre de Cristian Benavente. El peruano hizo su mejor temporada a título personal pero, pese a ello, no estuvo en la cita más importante del balompié con su selección. Benavente nació en Alcalá de Henares, una pequeña ciudad muy cerca de Madrid, pero pese a ello nunca dudó a la hora de elegir jugar con Perú. "Mi abuela materna siempre tuvo la ilusión de verme con la Selección y a mí me gustaba mucho la idea", relata. En el comienzo de una temporada ilusionante, el futbolista del Sporting Charleroi atiende en exclusiva a este periódico para hablar sobre su relación con la Selección, cómo asumió no ir al Mundial y su situación actual en su club. 

-En la última lista no estuvo, pero recurrieron a usted después de la lesión de Andy Polo, ¿qué ha pasado? 

-El tema es que cuando la Selección hace una convocatoria, los jugadores que no juegan en Perú tienen que ser llamados con dos semanas de antelación a la fecha FIFA. Ese día era el 3 de septiembre. Entonces, dos semanas antes, se dio la convocatoria y yo no aparecía en ella. Hace cinco días se ponen en contacto conmigo para cubrir una baja que se había producido. Yo le dije que no tenía ningún problema, que podían contar conmigo. El problema es que, si pasadas esas dos semanas, la Selección llama a alguien del exterior de Perú, el club que es propiedad de los derechos federativos del jugador puede rechazar ceder al futbolista. Mi club, al tener ese derecho, dijo que no. Se generó mucha confusión porque la persona que maneja las redes sociales, al ver que se había recibido esa convocatoria, lo subió en la página web, pero no estaba al corriente de lo que habíamos hablado el club y yo. Hemos hecho tres fichajes y ahora, en estas dos semanas, el equipo debe acomodarse bien, conocernos bien, y el entrenador prefirió que me quedara para preparar mejor el importante partido que tenemos ante el Standard de Lieja la próxima jornada.

-¿Se sintió un segundo plato cuando le llamaron? 

-Si me das a elegir, prefiero que me llamen directamente, es lógico. Pero después, al pensarlo bien, había muchos jugadores a los que podían haber contactado y al primero al que lo hicieron fue a mí, así que le doy mucho valor a esto.

-¿Se ha comunicado Gareca con usted en este tiempo?

-Directamente Gareca, no. Su segundo entrenador, que es su mano derecha, es el que ha estado en contacto conmigo. Él fue el que me preguntó si quería ir en esta doble fecha, le dije que sí y, una vez que se envió la convocatoria, supimos que el club podía decir y no se dio el caso de poder ir. Siempre me comunico con él.

-¿Esto le puede perjudicar en próximas convocatorias? 

-Creo que no. El entrenador sabía que quería ir. No debería haber ningún problema. 

-¿Cómo se sintió al quedarse fuera del Mundial? 

-Si le soy sincero, yo sabía que existía una posibilidad muy grande de no ir al Mundial. Sabía que estaba la opción de quedarme fuera, pero también, después de la temporada que había hecho, una posibilidad siempre hay. Las opciones de no ir eran más grandes que las de ir, aunque tuve la ilusión hasta el último momento. Al final no se dio. Más o menos así me sentí. 

-¿Habría cambiado al equipo si hubiese estado en Rusia? 

-(Ríe) Es muy complicado decir algo así. Es verdad que se vio que al equipo le faltaba algo de profundidad, también gente con gol, y yo la última temporada fue en la que más marqué, en la que rendí mejor. Pero no le puedo decir. Hubiera dado todo por estar ahí. 

-En la última vez que estuvo en la Selección, ¿cómo se sintió? 

-Por un lado me sentí muy bien al volver a estar llamado. Creo que por el año que venía haciendo me lo merecía. En ese sentido estuve contento de volver, estar de nuevo en el ambiente de la selección y, además, en un grupo que está clasificado para el Mundial. Deportivamente no salí contento al 100% de los dos partidos que disputé porque para mi fue un poco complicado adaptarme al estilo de juego, a todos los jugadores que había, siempre es difícil después de no jugar mucho tiempo con ellos. En general, si hago una visión global, me sentí muy feliz de estar ahí, con ganas de demostrar un poco más de lo que pude mostrar en esos dos partidos, pero fue una sensación bonita volver después de unos meses a una convocatoria con Perú.

-Advíncula ha fichado por el Rayo Vallecano, Cueva por el Krasnodar, Ruidíaz se ha marchado a Seattle, ¿se está poniendo de moda el futbolista peruano después del Mundial? 

-Para nosotros eso es positivo. Que haya mucho futbolista peruano en el extranjero, porque el fútbol es más competitivo fuera. Eso es positivo para la Selección también, así que bienvenido sea. 

-El Sporting Charleroi no pasa por un buen momento, pero Benavente ha empezado enchufado. ¿Cómo está viviendo esta situación? 

-Me encuentro bien porque, para mí, una de las cosas más importantes es saber que cuentan conmigo, estar a gusto… Entonces, una vez he alcanzado esto, pues puedo jugar a mi mejor nivel. Personalmente y deportivamente me siento bien, aunque el equipo no ha arrancado como debería, hemos conseguido ganar el último partido y hemos hecho un par de fichajes que seguro nos van a ayudar. 

-Ha perdido a uno de sus mejores socios en el equipo, Kaveh Rezaei, el iraní. ¿Cómo ha vivido esa baja? 

-Nos sorprendió a todos. No sabíamos ni sospechábamos que se podía ir. El Brujas perdió a dos delanteros en una semana y puso el dinero sobre la mesa. Así funciona el fútbol. Nos sorprendió bastante a todos. Ojalá que le vaya muy bien esta temporada en un equipo de Champions. 

-Su nombre ha sonado mucho este verano… 

-La verdad es que ha habido mucho ruido, pero realmente propuestas no he tenido prácticamente ninguna. Las que he tenido no me compensaban. La confianza del entrenador que tengo aquí, el valor que me dan… Esa es la verdad. He tenido menos propuestas de las que realmente cree. 

-Además de eso, ¿su decisión de quedarse puede estar influenciada porque la Copa América es en verano? 

-Es un objetivo que tengo, algo más lejano porque quedan algunos meses todavía, pero tener continuidad en mi equipo es un punto a favor. Es importante porque me ayuda a llegar en buena forma a un torneo corto como es la Copa América. Es positivo porque puede influir a la hora de que el entrenador me llame. 

-¿Se marca algún objetivo de goles o asistencias esta temporada? 

-Siempre quiero mejorar, por lo tanto, mi objetivo es que los registros de este año sean superiores a los de la temporada pasada. Aunque sea un gol más o una asistencia más. Eso a nivel personal, en cuanto a lo deportivo, me gustaría que tuviésemos mejor rendimiento en el playoff y poder llegar a competiciones europeas.

0 Comentarios

Normas Mostrar