UNIVERSITARIO

La fiesta en Universitario genera controversia y críticas

El equipo de Nicolás Córdova, después de vencer a César Vallejo, festejó en la noche de Trujillo y los jugadores fueron grabados y fotografiados.

El equipo de Nicolás Córdova, después de vencer a César Vallejo, festejó en la noche de Trujillo y los jugadores fueron grabados y fotografiados.

En Universitario, a pocos días de disputar la primera jornada de la Liga 1 en cancha de Unión Comercio, apenas se habla de fútbol y sí de la polémica suscitada por la fiesta que celebraron los jugadores después de vencer en Trujillo a César Vallejo. El plantel contaba con dos días libres y los aprovecharon antes de retomar este martes los entrenamientos.

Varios jugadores de la U fueron fotografiados y grabados en un local de la ciudad norteña y las críticas no tardaron en llegar, sobre todo por parte de los aficionados que más les exigen en su preparación de cara al inicio del campeonato. Aldo Corzo, en sala de prensa, justificó la salida: "Yo no hablo de mi vida privada, ni de lo que hago en mis días libres, soy libre de hacer lo que sea en esos días. Cuando me toca entrenar o jugar yo me voy a matar por eso".

En la misma conferencia, Nicolás Córdova también defendió la salida de su equipo: "Se ha generado tanto revuelo en un tema que tiene tan poco significado. Les recuerdo que ser futbolista representa mucho sacrificio y esta salida de los jugadores estaba pautada por lo mismo que son jóvenes".

No obstante, el técnico de la U sí que les mandó un aviso para la próxima salida: "No hicieron nada que no estuviera pactado, salieron, se divirtieron y más bien les dije que fueran un poco más vivos para que no los filmen". 

También salió al paso de las críticas por conceder dos días de descanso con el debut tan cerca:  "Así como muchos hablaron de los dos días de descanso que tuvieron los jugadores, espero que hable de los 17 días que pasaremos sin descansar. Los jugadores se fueron a una discoteca, en donde lógicamente hay mujeres, y los acompañó incluso el jefe de seguridad. No hubo exceso de ningún tipo, propio de ello fue que a las 7:30 de la mañana todos estaban en el comedor para tomar desayuno".

Aun así, todo este ambiente de cierta crispación no lo ideal para un equipo que ha pasado por tantos problemas en el plano deportivo y que ahora debe volver a la parte noble de la clasificación. Este domingo se verá la unión en el grupo y el carácter para sacar los tres primeros puntos.