ALIANZA LIMA | ENTREVISTA

Russo: "El objetivo de Alianza Lima es siempre estar arriba"

Russo: "El objetivo de Alianza Lima es siempre estar arriba"

La voz de Miguel Ángel Russo (Lanús, 1956) es la voz de la experiencia. El técnico de Alianza Lima analiza en As su pasado, su presente y su futuro en los banquillos.

La voz de Miguel Ángel Russo (Lanús, 1956) es la voz de la experiencia. Empezó en los banquillos en 1990 y en 2019, a los 62 años, afronta uno de los retos más apasionantes de su carrera. El técnico que llevó a Boca a conseguir su última Copa Libertadores analiza en As su pasado, su presente y su futuro en los banquillos. 

¿Cómo ve al equipo para el debut?

Alianza es un equipo grande, el más grande, con mucho arraigo. Yo lo veo bien, tenemos ganas de arrancar. Al final los equipos se hacen jugando, con el paso de los partidos. Soy optimista como siempre.

Se ha hecho una apuesta fuerte en Alianza este año, ¿cuál es el objetivo?

El objetivo de Alianza es siempre estar arriba. En la Copa Libertadores estamos en una zona muy difícil en la que tendremos que enfrentar al campeón, a River Plate, y a Internacional de Porto Alegre. No es una zona simple, habrá que trabajar mucho y bien para lograr algo. Nuestra prioridad es el torneo local, aunque también pelearemos en la Copa Libertadores porque es una competición importante.

¿Qué diferencias hay entre el fútbol peruano y otros en los que haya dirigido en Sudamérica?

Sobre todo, de infraestructura. Con Argentina ni hablar, se nota mucho. En Chile y Colombia, en los clubes en los que dirigí, es grande la diferencia respecto a centros de entrenamiento, sede… En Alianza estamos en eso. Una cosa que es importante para mi como entrenador es poder hacer crecer al club en eso, que se adopte un mayor uso de la tecnología, la forma de trabajo… Cosas que te requiere el fútbol moderno en estos días. La diferencia de estructura, lo económico, eso es lo más grande. Creo que el hecho de jugar el Mundial después de muchos años les va a ayudar para salir hacia adelante.

¿Ha elegido ya entre Gallese y Butrón?

Los dos son de mucha trayectoria, son importantes. Gallese no está habilitado para el debut, por lo que jugará Butrón. Aunque esto no es un problema para el entrenador. Un problema sería no tener jugadores. Cuando uno los tiene, se puede dedicar a gestionarlo de la mejor manera. El fútbol es día a día. Para mi no es un problema. Esto es simple, más sencillo.

¿Cuál ha sido su momento más lindo como entrenador?

Es difícil, es difícil. En mi carrera de entrenador he tenido muy buenos momentos. Pero probablemente sí que sea, la Copa Libertadores con Boca en 2007, el momento más trascendente. Por la forma en la que se dio, por cómo lo logramos… Creo que ha sido lo que más trascendencia le ha dado a mi carrera. Arranqué muy joven siendo entrenador y todavía me mantengo que es lo más importante.

En Boca fio su equipo a Riquelme, ¿cómo fue su relación con él?

A Román lo conocía, son de esos jugadores que te cautivan. Como entrenador no veía la hora para poder dirigirle. Lo conocía desde chico, de verlo jugar, de lo que hizo también en el Villareal… Son de esos lideres futbolísticos naturales y fue muy reconfortante dirigirlo. Además, logramos títulos juntos que es lo importante.

¿Cómo vio la final ante River en el Bernabéu?

Es difícil analizar con el resultado puesto… Fue un partido parejo, no hubo una gran diferencia, se decidió por pequeños errores. Le tocó a River desgraciadamente. Siempre queda uno. Boca tuvo el primer tiempo, River el segundo y fue quien lo aprovechó.

¿Qué opina de la etapa de Alfaro como director técnico en Boca?

Hay que tener respeto porque Boca tiene que cerrar una herida. Eso se hará con el tiempo. Ahora tiene que ir armando un equipo y creo que lo puede hacer. Espero que a Boca le vaya bien. 

¿Se le tuvo en consideración para el puesto?

Hubo muchas cuestiones… No le di mucha importancia a lo periodístico, a las especulaciones. Pero estoy centrado en este gran proyecto, que también es muy grande y que me lleva mucho tiempo. No se dio, así que estoy contento de estar en Alianza Lima.

¿Qué le parece Marcelo Gallardo como técnico?

Es un entrenador que consigue títulos y cuando uno gana títulos no se le puede discutir. Además, lo está haciendo en su casa. Tiene valores de jerarquía, está revitalizando el juego y eso es importante. Me parece un técnico muy capacitado y lo está demostrando.

¿Le ve dirigiendo la selección?

Seguro, seguro. Sabe manejar un grupo de un equipo grande, como ha demostrado con River. También en su espalda tiene muchos títulos. Sin títulos es más difícil todo, pero Gallardo está a otro nivel.

En cambio, el seleccionador argentino actual, Scaloni, es un entrenador novel, no tiene demasiada experiencia.

Es algo que no comprendemos lo que sucede en el fútbol argentino. No es culpa de Scaloni, sino de quien lo nombra. El fútbol argentino está reclamando otra cosa. Uno siempre quiere y busca que el fútbol argentino tenga una estructura, esté jerarquizado. Por fortuna hemos visto en el Sudamericano Sub-20 a los pibes hacer un buen torneo, hemos llegado al Mundial, que es importante. Sin fútbol juvenil nos falta algo, somos un país formador de jugadores. Lo que queremos es que se forme una estructura clara y razonable en el fútbol argentino para una selección del nivel que tiene Argentina.

¿Le decepcionó el paso de Jorge Sampaoli por la Selección?

Sí, sí. Abruptamente. Más que decepcionarme diría que me sorprendió, uno anhela ver a Argentina en otros niveles y en otras posiciones.

¿Cómo valora el trabajo de Gareca como seleccionador peruano?

Ha hecho un trabajo formidable. Ha vuelto a un Mundial después de 36 años… A mi me tocó compartir con Ricardo muchos momentos en la Selección Argentina. Creo que ha hecho una labor importante y muy grande. Está despertando el fútbol peruano. Mi llegada a Alianza Lima viene ligada, precisamente, a ese despertar del fútbol peruano. Volver a los primeros planos, consolidarse, mejorar la estructura… Ha provocado un cambio muy significativo en el fútbol peruano.

Pasó por el Salamanca a finales de los noventa.

Fue un error mío de juventud. Era muy joven, tenía mucho futuro por delante y no he vuelto a tener la oportunidad de repetir en España. Había mucho por hacer en Salamanca y lo tomé como una experiencia más en mi vida, aunque creo que no fue una decisión acertada. Debí haber esperado más, a haber estado más consolidado. Nosotros aprendemos de los errores, vivimos de los errores.

Usted dirigió a Santiago Solari, vigente entrenador del Real Madrid. De hecho, él le considera como una inspiración. ¿Qué le parecen sus primeros pasos como entrenador en la élite?

Tuve la suerte de charlar con él en la final de la Copa Libertadores que se jugó en el Bernabéu. Lo veo bien. Está muy sólido. Me pareció que está respaldado por el presidente. Tiene muchas capacidades, espero que le vaya bien. Es un hijo del Real Madrid y eso es importante. Conoce el club, sus entrañas, su forma… Ojalá le vaya bien. Es una gran persona, con inquietudes. Se ha formado para llegar ahí y le deseo lo mejor.

¿Cuándo le dirigió en San Lorenzo le veía madera de entrenador?

Son personas a las que le gusta el fútbol, que preguntan, que quieren aprender. Le tuve en su última etapa como futbolista y ya se veía que iba a hacer el curso de entrenador y que quería dedicarse a esto. Tenía muchas inquietudes, preguntaba, hablábamos mucho. Es lógico y razonable que esté en el lugar que está. No es fácil conocer el Madrid como lo hace él.

¿Le ve triunfando en el Real Madrid?

Sí. El entrenador que vaya al Madrid tiene que estar muy preparado y creo que él lo está y está demostrando que ha llegado a ese banquillo para quedarse.