INTERNACIONAL-PALESTINO

Paolo Guerrero: doblete en su vuelta a la Copa Libertadores

El Depredador anotó dos goles en su vuelta a la Copa ocho meses después. Internacional de Porto Alegre se impuso a Palestino (3-2) y está clasificado.

Dos goles de Paolo Guerrero, el primero de ellos excepcional, permitieron a Inter de Porto Alegre superar a Palestino y desatar la euforia en torno al Depredador. El delantero peruano, que hacía ocho meses que no jugaba al máximo nivel, demostró estar tan fino como siempre. El fin de semana ya le marcó a Caxías en el campeonato Gaúcho y en esta ocasión, en una exigencia mucho mayor como es la Copa Libertadores, se erigió como el excelente delantero que es.

Ricardo Gareca estuvo presente en el partido de Guerrero

A sus 35 años, Guerrero dejó claro que aún tiene piernas para ser un nueve necesario para su equipo y la selección peruana. El técnico de Perú, Ricardo Garcea, vio in situ en Porto Alegre la exhibición del ariete. Su primer tanto fue una obra de arte. El 1-0 de Patrick que campaba en el marcador permitió que encontrara espacios y definiera con gran maestría. Recortó a un rival dentro del área y definió con potencia por encima del arquero.

Parecía que el encuentro estaba sentenciado, pero Palestino, un buen equipo como demostró en partidos anteriores, se rehizo y llegó a empatar, primero con un tanto al borde del descanso y después con otro nada más comenzar la segunda parte. Al Colorado se le encendieron las luces de alarma, pero entonces apareció Guerrero para marcar un tanto que acabó resultando decisivo.

Tras un córner, ya mediada la segunda mitad, la pelota fue enviada desde la banda derecha y en el segundo palo apareció Guerrero, quién si no, para rematar de cabeza con suma suficiencia. Ni siquiera la expulsión de Parede y los agobios finales de Palestino impidieron que la fiesta del regreso de Guerrero a la Copa se consumase. El Depredador ya está aquí. El Depredador es eterno.