PERÚ - BRASIL

Brasil ganó la final en las bandas

Los laterales peruanos no pudieron con Everton ni Gabriel Jesus, las principales armas brasileñas en la final.

Brasil ganó la final en las bandas
Silvia Izquierdo AP

La escasez de laterales competitivos ha sido un problema endémico del Perú, por lo menos en las últimas décadas. Por eso, el correcto nivel de Miguel Trauco y Luis Advíncula durante la última eliminatoria y en esta Copa América era una gran noticia para el fútbol peruano. Sin embargo, esta tarde, en Rio de Janeiro, quedaron expuestas las limitaciones de los de Ricardo Gareca.

Por la derecha de Brasil y la izquierda del Perú llegó la primera jugada de gol, en la que Miguel Trauco no fue capaz de detener a Gabriel Jesus, quien lanzó un centro perfecto para Everton, a quien Advíncula dejó libre inexplicablemente. El jugador del Gremio fue una pesadilla para el lateral del Rayo, quien nunca pudo neutralizarlo. Everton sería elegido como el mejor jugador de la final, un premio merecido.

Los extremos brasileños, que, curiosamente, arrancaron como suplentes en este certamen, fueron las principales armas de Tite, incontenibles para la defensa peruana. Su presencia siempre amenazante no permitió que Trauco y Advíncula desbordaran en ataque, una de las alternativas que la selección peruana maneja bien.

La expulsión de Gabriel Jesus liberó un poco al jugador del Rayo Vallecano, pero Brasil manejó bien los últimos minutos que disputó con diez hombres, hasta que selló el resultado después de un penal muy polémico marcado por Roberto Tobar. Una muy mala noche para los laterales peruanos.