JUEGOS PANAMERICANOS 2019

Perú quiere resarcirse en los Juegos Panamericanos

Tras un Sudamericano Sub-17 mejorable y un Sub-20 decepcionante, el equipo Sub-23 que dirige Nolberto Solano quiere dar un golpe sobre la mesa en Lima.

Perú quiere resarcirse en los Juegos Panamericanos

La selección peruana tiene en en los Juegos Panamericanos una oportunidad de oro. Los Sub-23 que dirige Nolberto Solano, en casa y con su público deben dar el do de pecho y hacer algo grande. Además, en la FPF hay ciertas ganas de revancha por el flojo papel de la Sub-17 y de la Sub-20 en los últimos torneos sudamericanos. Yuriel Celi (Sub-17) y Jesus Prettel (Sub-20) estuvieron en aquellas convocatorias y repiten bajo las órdenes de Solano con la idea de mejorar la imagen tanto individual como la del equipo peruano.

La generación Sub-23 tiene gran talento. Hay que tener en cuenta que jugadores como Renato Tapia o Luis Abram podrían haber sido llamados, pero los compromisos con sus clubes se lo impide. Esto ha provocado que el seleccionador sólo haya citado a jugadores del torneo local y, aún así, la nómina es ilusionante. Varios jugadores son estrellas en sus equipos o, cómo poco, piezas clave en el presente y futuro.

Mauricio Montes (37 años) y Carlos Cáceda (27) ponen la experiencia en el grupo. Son los dos jugadores mayores de la edad permitida elegidos por el técnico para disputar el torneo. Son casos para valorar positivamente. Jugadores titulares en sus equipos, en el caso de Cáceda internacional con la mayor, que han decidido echar una mano en los Panamericanos.

Futbolísticamente, hay varios futbolistas llamados a liderar a Perú. Kevin Quevedo y Andy Polar deberían ser el factor diferencial, mientras que otros como Aldair Fuentes, Gianfranco Chávez o Jesús Barco deben ser importantes en el esquema de Solano por sus capacidades. Un equipo que, en todas las líneas, tiene jugadores diferentes dispuestos a dar una alegría al pueblo peruano.