Ecuador ECU
1
Erick Castillo 46'
Final

PERÚ 0 - 1 ECUADOR

Perú, sin ideas, cae ante un Ecuador mucho más intenso

La selección de Gareca fue muy débil en ambas áreas, no logró convertir su dominio en goles y cayó con justicia ante un equipo lleno de energía.

Perú, sin ideas, cae ante un Ecuador mucho más intenso

Perú no pudo frente a una selección ecuatoriana que parecía querer más el resultado. Ni la juventud de sus jugadores ni el poco tiempo que llevan jugando juntos perjudicó a Ecuador, que aprovechó la vulnerabilidad de la blanquirroja en defensa y su poco peso en ataque. El 1-0 fue un resultado junto.

Durante los primeros minutos, más allá del error grave en salida que cometió Anderson Santamaría, que pudo terminar en gol de Michael Estrada, Perú fue el dueño del balón. La tónica sería la misma durante todo el primer tiempo: la selección de Gareca manejando la pelota, llevándola de lado a lado pero sin conseguir profundidad.

Fue importante para mantener el balón la calidad de Christofer Gonzáles, que sigue sin desentonar en el equipo de Gareca a pesar de ser uno de los que menos presencias internacionales tiene. Su buen estado de forma en la Copa América se confirmó durante los primeros 45 en el Red Bull Stadium: Canchita fue siempre la salida más clara de la selección.

Perú dominó en la posesión, en la cantidad de pases y remates, pero sufrió en las transiciones defensivas, donde la intensidad de los ecuatorianos puso en problemas en un par de ocasiones a la última línea de la blanquirroja.

La segunda parte empezó mal para Perú. Gareca decidió reemplazar a Gabriel Costa con André Carrillo y a Anderson Santamaría por Carlos Zambrano. A los 57’, Castillo ya marcaba el primero para Ecuador tras un error en salida. Los ecuatorianos tomaron mal parada a la defensa peruana y la superaron con velocidad y precisión.

Diez minutos después, el técnico de Perú pondría a Yordy Reyna en lugar de Christofer Gonzáles, un cambio bastante difícil de explicar dado el buen primer tiempo del jugador de Sporting Cristal. Su idea era acompañar a Ruidíaz para darle más peso ofensivo al equipo, pero eso terminó por descompensar a la selección, que se vio desordenada y, como en el primer tiempo, débil en ambas áreas.

A los 63’, Pedro Aquino reemplazó a Renato Tapia, quien salió molesto e incómodo después de haber realizado un flojo partido. El ingreso de Reyna permitió que Ruidíaz se soltara y se asociara mejor con los mediocampistas, lo cual dejó una conclusión importante: el atacante del Sounders es mucho más influyente cuando juega acompañado que cuando tiene que ser la referencia ofensiva del equipo.

La presencia de Kevin Quevedo desde los 77’ no cambió el trámite del partido ni volvió más peligroso el ataque de la selección. Perú nunca encontró profundidad, ni siquiera con el aliento de su público, y Ecuador se mostró siempre ordenado y concentrado. Demasiada intensidad para un equipo que lucía desconcertado, algo imperdonable dada la experiencia de una selección mundialista.

El próximo martes 10, Perú enfrentará a Brasil, un rival de mucho mayor fuste. Gareca tiene mucho trabajo que hacer si quiere mejorar la imagen de la selección.