ALIANZA LIMA 1 - 2 MILLONARIOS

Millionarios amargó la Noche Blanquiazul a Alianza

El equipo colombiano fue más efectivo que el blanquiazul y se llevó un merecido triunfo en la presentación de Alianza Lima.

Millionarios amargó la Noche Blanquiazul a Alianza

A pesar de que mostró ser un equipo veloz e intenso, Alianza Lima no pudo aprovechar las opciones que tuvo en el área de Millonarios y no logró evitar la derrota en la Noche Blanquiazul, en la que el equipo colombiano se impuso 2-1. Aún así, el público que asistió a Matute agradeció el despliegue de su equipo y se fue con cierta ilusión para lo que se viene.

Alianza arrancó el partido con mucha intensidad, como le gusta a Bengoechea, pero sin presionar alto. Por consecuencia, Millonarios podía enhebrar jugadas sin demasiada oposición desde la línea defensiva, aunque tampoco consiguió ser profundo en los primeros minutos, en los que los íntimos lucieron bien parados en el campo de Matute.

Los íntimos pegaron rápido, en un gol que Bengoechea debe haber imaginado varias veces. Un contragolpe nacido en los pies de Leao Butrón terminó, en el minuto 12 con un gran gol de Jean Deza. Joazhiño Arroé habilitó en primera a Adrián Balboa, que picó bien hacia adentro. El delantero uruguayo dejó solo al nuevo fichaje blanquiazul, que definió a placer frente a Faríñez. Deza celebró pidiendo perdón al público íntimo por la indisciplina cometida la semana pasada.

En el minuto 21, un mal retroceso de Arroé terminó en un penal -dudoso, por cierto- cometido por el mediocampista de Alianza. El árbitro Santiváñez fue estricto y Ayron del Valle convirtió el empate. El gol llenó de energía a los futbolistas de Millonarios, que empezaron a presionar más arriba y a controlar el balón. Balboa tuvo un mano a nano frente a Faríñez después de un buen pase de Ascues, pero lo falló completamente solo.

Poco antes del final del primer tiempo, una extraordinaria jugada del equipo colombiano, por la banda izquierda, culminó con el segundo de la visita. Zapata desbordó con clase, dejó regado a su marcador y habilitó a José Ortiz, que definió sin oposición.

En el segundo tiempo, como suele suceder en este tipo de encuentros, el trámite del partido se desnaturalizó por los cambios, por más que Alianza arrancó con el mismo once que en el primero. Los íntimos intentaron con todo revertir el marcador, pero no consiguieron hacerlo, a pesar de que Federico Rodríguez tuvo la oportunidad desde los doce pasos sobre el final. Una gran atajada de Faríñez impidió el empate de los blanquiazules.

Hecho el balance, no fue una noche del todo negativa para Alianza que, por momentos, fue un equipo competitivo que ilusionó a su hinchada. Deberá trabajar mucho para llegar bien al debut en la Liga 1 y en la Copa Libertadores.