ENTREVISTA AS

"Ahora seguro que los equipos nos respetan mucho más"

Diego Ríos, gerente deportivo de Atlético Grau, repasa para Diario As la actualidad, el pasado y los objetivos del club de Piura para el 2020.

Diego Ríos, gerente deportivo de Atlético Grau, repasa para Diario As la actualidad, el pasado y los objetivos del club de Piura para el 2020.

Diario As entrevista a Diego Ríos, gerente deportivo de Atlético Grau horas después de conseguir la primera Supercopa disputada, tras derrotar a Binacional con un contundente marcador de 3-0 en el Miguel Grau del Callao. En la charla repasa la actualidad del club y cómo se han vivido estos meses de crecimiento, así como de los objetivos para el 2020.

¿Qué supone para Atlético Grau ganar la Supercopa?

-Había mucha presión en el club. Para la hinchada el cambio de técnico no fue bueno. El técnico decidió no continuar y el cambio era necesario, no fue totalmente una decisión nuestra. La llegada de Zegarra no fue bien vista pero un gerente debe tomar las decisiones y respaldarlas. Los nuevos jugadores respondieron, la hinchada también. Ahora todos podemos estar tranquilos de que hay un buen equipo. Deberíamos hacer un buen campeonato. Había mucha ilusión entre los que conocemos al equipo pero los demás sentían incertidumbre.

Destacaron Collazos y Lasso, ¿están muy ilusionados con la pareja ofensiva colombiana?

-Creo que todos los refuerzos llegan para marcar la diferencia y especialmente los extranjeros. No solo Lasso y Collazo, también Medina y Ávila. Y no solo ellos, también los chicos peruanos recién llegados y los que se han mantenido. Canales jugó un partido redondo, los chicos Correa y Paucar, vienen de la U y ya celebran un título. Neyra, chico que ya estaba el año pasado, y marcó un golazo. Aquí es mucho más fácil con esta hinchada, el pueblo está volcado y los jugadores lo sienten. Viajaron 18 horas en bus para ver el partido y regresaron de la misma forma tras el pitido final.

¿Podría contar cómo se ha vivido en la dirigencia del crecimiento del club en los últimos meses?

-Ascender era una obligación y en la Copa Bicentenario, cuando eliminamos a Cristal, vimos una gran opción de alcanzar la final. Éramos dos equipos de Liga 2 y había igualdad. Siendo objetivos, estaba 50-50 ante Coopsol. Luego, incluso la perdiendo la final ante Huancayo clasificábamos a Sudamericana. En la final queríamos ganar y en la historia moderna del club no teníamos ningún título. Jugaron a la altura y obtuvimos el título.

¿Cómo se ha vivido este etapa en la que el equipo ha pasado de Liga 2 a jugar un torneo continental?

Iniciamos Copa Perú, torneo amateur, con el que se puede acceder a Primera División. En 2017 llegamos a la final y quedamos segundos. Nos dejó fuera Binacional. En 2018, en un año complicado con otro presupuesto, ya era fútbol profesional hubo mayores acuerdos con sponsors. Aun así Carlos Mannucci nos eliminó y ascendió. En 2019, año de nuestro centenario, apostamos todas nuestras fichas y la meta era el ascenso. A la par que mejoramos en lo deportivo, también en lo comercial. Sin tener éxitos deportivos, tuvimos muchas mejores en esas facetas. Esa fue la base para intentar el ascenso.Conformamos la plantilla con la idea de ganar la liga y ascender. En Copa Bicentenario nos tocó Vallejo y Cristal y era una bonita oportunidad. Pasamos de ronda, hicimos buenos partidos y aunque la prioridad siempre fue la liga, pudimos seguir avanzando. El plantel era corto e hicimos buenos partidos ante equipos de Primera.

En unos días afronta el equipo el estreno en Copa Sudamericana, ¿hay fondo de armario en la plantilla para competir en Liga 1 y Sudamericana?

-Hay tres cosas para este año, Liga 1, Supercopa -que era un sólo partido- y Sudamericana. En Liga 1 queremos estar lo más arriba posible. Nuestro presupuesto no se compara con los de arriba pero queremos clasificar a torneo continental. Podemos luchar por el séptimo y octavo puesto. También volver a pelear por la Bicentenario. Ahora seguro que los rivales ya nos respetan mucho más tras ganar a Binacional. Cada partido hay que jugarlo y hay que ir con todo. Pasar de ronda e ir partido a partido.

Jugarán Liga 1 en Sullana y Sudamericana en Lima, ¿es una dificultad añadida no poder contar con todo el apoyo de la afición?

-Sí es una complicación logística, económica y deportiva. Hay un gasto por alquiler de estadio, traslado. El partido en casa es más caro que ir de visita a Uruguay. Matute era demasiado caro, el Nacional estaba ocupado y el Monumental era lo más factible. La U se portó de 10 con nosotros.

¿Cómo es el trabajo de renovación y contratación de jugadores que se realiza en estas semanas?

-Ha sido muy complicado. Un mes muy complicado. Al inicio, recién ascendidos, llegaron las fiestas navideñas y era muy difícil. Había contratos que finalizaban el 31 de diciembre y no se podía hacer nada hasta enero. El entrenador no iba a continuar y tuvimos que empezar proyecto nuevo. Los primeros días de enero tuvimos ya entrenador, no quedaban ni 20 días hasta el primer partido. Sí teníamos ya los chicos de la U, a Collazos. Una vez que cerramos a Zegarra, comenzamos a trabajar en conjunto con el estilo de juego propuesto, buscando en nuestra base de datos a los jugadores que se adaptasen a ese estilo y a nuestro presupuesto.