CORONAVIRUS PERÚ

Solano y Zegarra, detenidos

El asistente de la Bicolor y el entrenador de Atlético Grau fueron detenidos por la Policía por saltarse la cuarentena impuesta por el Gobierno por el coronavirus.

Solano y Zegarra, detenidos

Los exjugadores de fútbol Nolberto Solano y Pablo Zegarra fueron detenidos por la Policía Nacional por participar en una reunión social en Lima burlando la inmovilización nacional dictada por el gobierno para impedir el incremento de casos del coronavirus COVID-19 en Perú.

Solano, actual asistente técnico de la selección peruana de fútbol, y Zegarra, entrenador del club Atlético Grau, participaban en una reunión en una residencia del distrito de La Molina cuando la policía fue alertada por los vecinos y llegó al lugar, según las imágenes mostradas por el programa Magaly TV.

Los agentes tuvieron que trepar una de las paredes para ingresar a la casa y en el lugar encontraron varios automóviles y personas reunidas con música a todo volúmen.

Solano negó que se tratase de una fiesta y explicó que era la casa de una vecina que había invitado a un grupo de amigos para almorzar, en declaraciones a RPP Noticias.

“No busquen alarmar más de un problema que todos conocemos”, se quejó Solano en la emisora sobre la cobertura periodística del incidente en el que terminó involucrado.

El exseleccionado peruano fue conducido junto a su hijo menor de edad, Zegarra y el dueño de la casa a la comisaría del sector por incumplir con la prohibición de participar en reuniones sociales y de acatar el toque de queda impuesto a nivel nacional desde el 16 de marzo.

Horas antes, el presidente peruano, Martín Vizcarra, informó que en las últimas horas se han diagnosticado 100 nuevos casos de coronavirus en Perú, lo que elevó la cifra total de enfermos a 580.

De estos, enfermos 58 están hospitalizados, 14 en cuidados intensivos y 13 de ellos con ventilación mecánica.

Vizcarra anunció que 14 personas ya han sido dadas de alta tras recuperarse de la enfermedad y que desde el 16 de marzo, cuando se dio la orden de aislamiento social y toque de queda nocturno, se ha detenido a 21.074 personas.

También anunció que se va a establecer un registro de identificación de las personas que incumplan las medidas de emergencia, que será entregado al Ministerio Público para que las denuncie y “de esa manera evitar la impunidad”.