FÚTBOL PERUANO

El mercado de joyas peruanas se abre al exterior

En los últimos mercados han sido varios los jugadores de las categorías inferiores de la Blanquirroja que han firmado nuevos contratos con clubes de otras ligas.

El mercado de joyas peruanas se abre al exterior

Desde el extranjero están empezando a pescar futbolistas jóvenes peruanos. A pesar de que la competición local no pasa por su mejor momento, el camino que ha marcado esta generación de la Blanquirroja vuelve a colocar a los jugadores nacionales en el mapa mundial. Es una práctica ya habitual en otros países de Sudamérica como Brasil o Argentina, que exportan a sus joyas desde cortas edades.

El último ha sido Kluiverth Aguilar, que ha dado el paso más importante firmando por un gigante como el Manchester City. Se trata de un fichaje récord para el fútbol peruano: nunca se había pagado tanto (2.8 millones de euros) por un jugador de su edad. Aunque seguirá en Alianza una temporada más, el año que viene dará el salto a Europa.

Pero antes que él ya han sido otros los jugadores que prueban suerte en ligas de mayor calado. Hay dos que se han ido a Brasil: Fernando Pacheco y Kevin Quevedo. El ex Sporting Cristal firmó por Fluminense, un grande del país vecino, a cambio de casi un millón de euros. Quevedo, tras terminar su contrato con Alianza y valorar diferentes ofertas, decidió irse a Goias, un equipo con un proyecto joven e ilusionante. Hace ya hace un año, con apenas 19 años, Marcos López se fue a San José Earthquakes de la MLS.

Esta tendencia la marcaron los futbolistas que están haciendo historia con la Blanquirroja. Renato Tapia, Edison Flores o Christian Cueva dejaron la Liga 1 hace años y ahora son piezas fundamentales para Ricardo Gareca. Y antes que ellos, hace ya más de una década, Claudio Pizarro, Jefferson Farfán o Paolo Guerrero. El camino del éxito está en la exportación de talento.