Temas del día Más temas

LIGA 1

Huancayo, UTC y Cienciano están en la pelea por la Liga 1

Son tres de los equipos más regulares en el retorno de la Liga 1. A pesar de que uno de sus fuertes es jugar en altura, Lima les ha acomodado bien.

Una de las particularidades de este formato sui generis con el que se juega la Liga 1 es que todos los partidos se disputan en Lima, por lo que los equipos de provinicia parten ya con cierta desventaja. Más todavía aquellos que se benefician de las muy variadas condiciones geográficas del Perú, en particular los que juegan en ciudades de altura. Aún así, el Sport Huancayo, el UTC de Cajamarca y el Cienciano del Cusco han demostrado que pueden rendir tan bien el llano como la hacen en casa.

La mejor racha de los tres equipos mencionados la tiene el Sport Huancayo, que no ha perdido desde el regreso de la Liga 1. El cuadro que dirige Wilmar Valencia es uno de los equipos peruanos más sólidos de los últimos años, en buena medida, porque sus futbolistas llevan tiempo jugando juntos, con una propuesta futbolística que han absorbido a la perfección. La bandera de los huancaínos es Marcos Lliuya, un mediocampista que siempre está entre los mejores del torneo.

UTC de Cajamarca no ha dejado que Universitario se aleje de la punta al haber conseguido cuatro triunfos y un empate en las siete fechas que ha jugado. A estas alturas, no es ninguna sorpresa que el equipo dirigido por Franco Navarro pelee con los de arriba. El técnico peruano es uno de los mejores cuando se trata de sacarle el jugo a planteles experimentados y con ciertas limitaciones técnicas, y el buen nivel de Mauro Guevgeozian es un buen ejemplo de eso.

Por último, el Cienciano, el más sorprendente de los tres, por ser un recién ascendido y contar con bastante menos presupuesto, que sólo ha perdido dos de los siete partidos que ha jugado desde agosto. Como Navarro, Marcelo Grioni es un especialista en hacer rendir a equipos con planteles limitados, pero lo que más sorprende es que lo ha hecho sin jugar en el Cusco, donde, a casi 3.500 metros de altura sobre el nivel del mar, su equipo es siempre favorito.

Hechas las sumas, Huancayo, UTC y Cienciano siguen en la pelea por mérito propio, a pesar de haber tenido que sacrificar el peso de su localía para seguir disputando esta extraña Liga 1, en la que mantienen sus chances intactas de pelear por un título que, cuando se anunció el retorno del fútbol, parecía una utopía.