PERÚ I ELIMINATORIAS

La defensa de la selección peruana, en deuda

Frente a Paraguay, la primera línea de Perú no estuvo a la altura de lo que espera el cuerpo técnico. Zambrano debió irse expulsado.

La defensa de la selección peruana, en deuda
Nathalia Aguilar EFE

Un mal partido no borra el inmenso salto de calidad que ha dado la defensa peruana desde que Ricardo Gareca asumió el cargo de seleccionador. Se trata de una línea que venía siendo el punto débil de la selección en el último par de décadas, pero el argentino, primero con Rodríguez y Ramos, y después con Araujo, Zambrano y Abram, le dio una solidez sostenida en el tiempo.

Sin embargo, ayer, en el primer partido oficial de la blanquirroja después de la Copa América de Brasil, la defensa se mostró débil y desordenada. Advíncula y Trauco, los titulares indiscutibles en las bandas, sufrieron mucho, sobre todo sin el balón. El lateral izquierdo perdió la mayoría de duelos con Almirón y compañía, mientras que el jugador del Rayo Vallecano llegaba tarde a los cruces.

De hecho, el primer gol paraguayo llegó gracias a una desconcentración de Advíncula, que salió muy tarde a achicar y dejó completamente habilitado a Ángel Romero, que sólo tuvo que empujarla para empatar. No es la primera vez que el lateral derecho se desconcentra en los segundos clave, sobre todo al salir con toda la línea defensiva, y es algo que debe corregir con urgencia.

Zambrano, por su parte, le ganó el pulso a Araujo en la derecha del corazón de la defensa por su muy buen desempeño en Boca Juniors y su gran papel en Brasil 2019. Sin embargo, ayer volvió a mostrar una faceta que trae malos recuerdos a los peruanos: el del defensor exageradamente agresivo, incluso violento, y con problemas para controlar su temperamento. A los 17’, mereció ser expulsado por un codazo innecesario sobre Almirón, pero el árbitro lo perdonó y le sacó la amarilla.

Frente a Brasil, un rival que ofensivamente es mucho más peligroso que Paraguay, la línea defensiva deberá mejorar mucho. No hemos mencionado a Abram porque, a pesar de su poca continuidad, jugó un partido muy correcto, de manera que se da por descontada su titularidad el martes. Es posible que Gareca esté pensando en darle minutos a Araujo, aunque el argentino ha demostrado que prefiere hacer modificiaciones mínimas de un partido a otro. Veremos.