SELECCIÓN

Aquino levanta la moral de Perú con su nivel en América

El centrocampista sumó su segundo gol con América y demuestra el gran nivel de forma antes de las Eliminatorias, donde formará junto a Renato Tapia.

0
El centrocampista sumó su segundo gol con América y demuestra el gran nivel de forma antes de las Eliminatorias, donde formará junto a Renato Tapia.

Pedro Aquino llegará a la doble fecha de las Eliminatorias -si es que se disputan- en plena forma, tal y como ha demostrado en los últimos partidos con América, donde empieza a ser indispensable en el once. Ha anotado ya dos goles, de manera consecutiva, y se gana los elogios de sus exigentes aficionados.

El centrocampista internacional con Perú llegó desde León a uno de los grandes clubes del continente y se ha asentado en el once titular gracias a su gran despliegue físico y a la importancia que ha demostrado en las acciones de estrategia. En esa pelota parada ha logrado convertir goles decisivos ante Pachuca y Tijuana, uno de cabeza y otro con una gran maniobra en el área. Esos también le permitieron al equipo de la capital mexicana sumar dos triunfos al hilo y colocarse en una privilegiada segunda posición.

Un seguro para Gareca

Ricardo Gareca está necesitado de jugadores que rindan al 100% en sus clubes para afrontar los partidos de finales de mes con garantías y por suerte para el seleccionador tanto Aquino como Renato Tapia pueden formar una dupla de gran rendimiento en la medular. El futbolista del Celta ha sido uno de los destacados de La Liga en las últimas fechas y varios equipos de renombre lo siguen de cerca.

Será de las pocas notas que inviten al optimismo más allá de la calidad de André Carrillo, que sigue marcando goles con Al Hilal o la seguridad defensiva de Abram en Vélez, algo que debe transmitir de la misma forma en la Bicolor.

Por contra, los jugadores del campeonato local llegarán muy poco rodados y también se dará el caso de varios jugadores de la MLS que no han competido en las últimas fechas. El último en competir en el campeonato estadounidense fue Raúl Ruidiaz, que disputó la final a mediados de diciembre.