SELECCIÓN PERUANA

Perú se reencuentra

Gareca parece estar encontrando el equilibrio en su equipo. Perú repitió, ante Colombia, lo hecho en Quito con un equipo similar. Tapia es clave.

Perú se reencuentra
Alexandre Schneider Getty Images

Todo parece indicar que la fea derrota ante Brasil en el debut de la Copa América fue un bache para Perú, aunque también podría tomarse como una suerte baño de realidad: el equipo de Tite es sencillamente mucho mejor que casi cualquier otro, de manera que una goleada de visita ante la selección más sólida del continente puede perdonarse. Lo cierto es que el cuadro de Ricardo Gareca ha encontrado cierta estabilidad y se empieza a parecer a la blanquirroja que jugó la final del 2019.

El técnico argentino, después del pésimo inicio en las Eliminatorias, en los que Perú sólo sumó un punto en cuatro partidos, siempre se mostró confiado en una remontada: "yo conozco a estos chicos y sé de lo que son capaces", repetía Gareca, y parece, una vez más, haber acertado. Para reencontrarse con su versión más exitosa, la selección volvió de cierta forma a sus orígenes, aunque con algunas variantes tácticas que le han permitido crecer.

El factor Tapia

Si bien las actuaciones de Renato Tapia no han sido descollantes, un detalle que no puede pasarse por alto es la nueva posición que ocupa en el campo. Después de una brillante primera temporada en el Celta, en la que se ubicó como ancla de la volante del Chacho Coudet, Gareca optó por colocarlo en la misma posición: bien metido entre los centrales para generar espacios en la salida, de manera que los interiores tuvieran un poco más de libertad.

Perú recuperó solidez y orden con un mediocampo de tres hombres en el que Yoshimar Yotún, que ha vuelto a su mejor nivel, se ha sentido más cómodo. Si bien Sergio Peña sigue en deuda a nivel de juego, se hizo presente en el marcador ante Colombia en una faceta muy relevante de su juego: llegando al área para sumarse al ataque.

Tampoco debe mirarse por encima el nivel que está mostrando Marcos López por la banda izquierda de la defensa. El lateral se ha ganado el puesto después de una serie de malos partidos de Miguel Trauco, y luce más sólido en defensa. López está muy bien físicamente y muy puntual en los cruces, como quedó claro cuando le tocó enfrentar a Juan Guillermo Cuadrado.

Por último, el gran nivel de Gianluca Lapadula es casi una bendición para la selección. Con un Paolo Guerrero muy disminuido por su lesión, era necesario que un delantero de características similares lo reemplazar. El ítalo-peruano lo ha hecho de la mejor manera, en buena medida por el talento y la experiencia que ha mostrado frente a defensas físicas y potentes como las de Ecuador y Colombia. Si bien no ha anotado, Lapadula le permite a Perú desarrollar un juego muy parecido en ataque al que ponía en práctica con Paolo.