Carlos Mannucci
1
Finalizado

CRISTAL 2 - 1 MANNUCCI

¡Sporting Cristal es el campeón de la Copa Bicentenario!

Los celestes superaron a Carlos Mannucci en la final de la Copa Bicentenario con dos goles de Percy Liza, la gran figura del partido.

0
¡Sporting Cristal es el campeón de la Copa Bicentenario!

Pocas veces puede decirse con tanta precisión que la espera mereció la pena. Sporting Cristal salió campeón de la Copa Bicentenario en un partido que empezó dos horas tarde, y que se terminó jugando bajo la garúa de una fría noche limeña en Matute. Los celestes fueron superiores durante todo el encuentro frente a un Mannucci muy luchador, pero que no pudo contener a Percy Liza, que ingresó en el segundo tiempo y marcó los dos goles rimenses en la final.

La larga espera pudo haber enfriado a los veintidós protagonistas, pero quedó claro que no sucedería ni bien empezó el partido: los dos equipos metieron muchísima intensidad desde el inicio. Cristal, como siempre, intentó adueñarse del balón desde el principio, pero Mannucci, que suele jugar con las revoluciones muy altas, buscó arrebatárselo lo antes posible, con una presión muy alta que obligó a los celestes a rifar el balón más de lo que acostumbra.

La intensidad, sin embargo, tornó rápidamente al partido en uno muy caótico: pocas chances de gol, muchas faltas; pocas jugadas de peligro y, más bien, demasiados errores en ambas tiendas. Cristal estuvo más cerca de marcar en la primera parte, aunque sólo con un par de remates que Manuel Heredia pudo controlar sin problemas. El empate sin tantos en el descanso era lógico y natural.

El huracán Liza

Pero todo cambió con el ingreso de uno de los futbolistas más prometedores de la cantera rimense: Percy Liza. El delantero, en su primera jugada, habilitó a Horacio Calcaterra, que falló desde el borde del área. La llegada, nacida en los pies de Liza, era un aviso. A los 57’, el atacante recibió un pase de Irven Ávila en el área chica y empujó la pelota de cabeza por encima del cuerpo de Heredia para marcar el primero.

Cuando Cristal se había adueñado por completo de la pelota y atacaba con soltura, llegó el empate de Mannucci. Felipe Rodríguez chocó con Gianfranco Chávez en el área y el árbitro Ordóñez marcó penal. El propio mediocampista uruguayo anotó un empate que los trujillanos no necesariamente merecían, pero que caía como un baldazo de agua fría sobre el campeón del fútbol peruano.

Sin embargo, el baldazo duró poco, porque Liza tenía otros planes. Dos minutos después del empate, el canterano celeste recibió otro gran pase de Ávila en el área y fusiló a Heredia, esta vez con el pie derecho, para marcar un segundo gol que Cristal justificó con su superioridad frente a su rival. Después del doblete de Liza, los rimenses manejaron la pelota como el equipo con oficio que son, y no permitieron que Mannucci se acercara.

El equipo trujillano buscó el empate con desesperación, intentando llenar el área celeste de pelotazos frontales, pero ni José Carlos Fernández, ni Osnar Noronha, que entraron sobre el final, lograron generar peligro a una defensa muy bien parada. Con este buen triunfo, Cristal consigue ganar su segundo título del año, tras adjudicarse el de la Fase 1, y ahora piensa en los dos que le quedan: el de la Liga 1 y el de la Copa Sudamericana. Por el momento, es el campeón del Bicentenario.