UNIVERSITARIO

Ángel Comizzo podría jugarse su futuro en el Clásico

El técnico de Universitario no ha tenido un buen año a cargo de los cremas y podría verse en aprietos de caer mañana ante Alianza Lima.

0
Ángel Comizzo podría jugarse su futuro en el Clásico

Que Universitario de Deportes no está teniendo una buena temporada no es noticia. En la Fase 1 de la Liga 1, el equipo merengue no pudo encarar de la mejor forma la seguidilla de partidos del torneo nacional y la Copa Libertadores, de la que se fue eliminado como último de su grupo, y se encuentra actualmente en el sexto lugar de la Fase 2, ya sin torneos internacionales de por medio.

Algunas cosas han cambiado desde el año pasado, en el que la 'U' llegó a la final de la Liga 1 -en la que perdió frente a Sporting Cristal-, como parte del plantel (salieron Jonathan Dos Santos, Alejandro Hohberg y Donald Millán, entre otros futbolistas importantes), pero algunas se han mantenido. Una de ellas es la presencia de Ángel Comizzo como director técnico, y la otra es la crisis institucional que ha perennizado la inestabilidad en tienda crema.

El mal año de la 'U' y Comizzo

Esta temporada, Universitario solo ha conseguido seis triunfos en los quince partidos que ha disputado en la Liga 1, un número demasiado bajo para un plantel que, sin ser rimbombante ni demasiado rico, sigue siendo uno de los más completos del torneo nacional. En la Libertadores, logró ganar solo un encuentro y encajó un vergonzoso 6-0 en casa del Palmeiras.

La fragilidad institucional de la 'U', que todavía no tiene un administrador asignado por la SUNAT, podría, paradójicamente, estar jugando a favor de la continuidad de Comizzo. El técnico tiene contrato por todo lo que queda del año, y rescindir el vínculo implicaría que el club desembolse una cantidad de dinero que sencillamente no tiene. El argentino tendría que renunciar, lo que parece muy poco probable.

Sin embargo, una derrota mañana en el Clásico frente a Alianza Lima podría cambiar el panorama. Comizzo es un entrenador orgulloso, y, aunque ha dicho que él no dejará el club por decisión propia, es posible que piense en salir si la situación resulta insalvable. Además, de entrar una nueva directiva que considere que el equipo necesita cambiar de rumbo, él sería el principal afectado. Como en muchas otras ocasiones, el futuro de un técnico merengue pasa por lo que suceda ante el rival de toda la vida.