SPORTING CRISTAL 0 - 0 ALIANZA LIMA

¡Alianza, campeón de la Liga 1!

Los íntimos defendieron su victoria en la ida con uñas y dientes, y se coronan campeones de la Liga 1 un año después de firmar su descenso.

0
¡Alianza, campeón de la Liga 1!
Liga 1

Es posible que no haya sido el resultado más justo, pero ni el fútbol ni la vida saben de justicia. Alianza Lima es el campeón del fútbol peruano luego de superar en 180 minutos a Sporting Cristal por 1-0. El equipo que terminó el año pasado descendiendo a la segunda división acaba este coronándose como el mejor de la Liga 1: paradojas difíciles de explicar fuera de las fronteras del Perú.

El partido, como era de esperarse, tuvo a un equipo agazapado, defendiendo el cero, y al otro buscando anotar desde el arranque. Cristal llegó a generar hasta cuatro ocasiones claras de gol en la primera parte, pero sus delanteros no estuvieron lúcidos: ni Alejandro Hohberg, que tuvo la más fácil, ni Marcos Riquelme ni Irven Ávila.

Claramente el plan de Carlos Bustos no era regalarle la pelota a su rival ni defender en el área chica: en ese sentido, los celestes tuvieron el mérito de meter a los blanquiazules en propio campo, y el propio equipo íntimo también debe ser señalado por su poca capacidad de controlar el balón y de defender lejos de Ángelo Campos.

El 0-0 en el descanso dejó tocado a Cristal y envalentonado a Alianza, que salió mucho más enchufado en la segunda parte, ante un equipo incapaz de mantener la intensidad mostrada en la primera. Los celestes, ya sin piernas, intentaron por todos los medios, pero se encontraron con una defensa ordenada y precisa: sencillamente, la mejor del campeonato.

Los íntimos pudieron por fin acomodarse en el campo y realizar combinaciones en campo rival. Wilmer Aguirre pudo anotar el primero, pero su débil remate fue rechazado por Chávez en la línea. El ingreso de Farfán ilusionó a la hinchada de Alianza pero, valgan verdades, no hizo ninguna diferencia en el campo. El resultado pudo cambiar cuando ‘Canchita’ Gonzales fue claramente derribado en el área, pero Kevin Ortega, el árbitro del partido, decidió taparse los ojos. Tampoco le ayudó Joel Alarcón, el réferi de área, que estaba a medio metro. Otra tarde negra para el arbitraje peruano.

Luego del penal no cobrado, se armó una trifulca que terminó con Riquelme y Lagos expulsados. Los últimos minutos -eternos para Alianza y efímeros para Cristal- fueron una secuencia de pelotazos al área íntima, en la que se agigantaron sus centrales y Barcos, que ya defendía como un líbero más. Cuando el árbitro pitó el final, se habían jugado casi 100 minutos, algo que no le importará a la afición del equipo más tradicional del fútbol peruano, campeón después de cuatro largos años.