Competición
  • Torneo Descentralizado
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Chilena

SELECCIÓN

Guerrero vuelve a convertirse en la esperanza de Perú

Guerrero vuelve a convertirse en la esperanza de Perú

El delantero termina su sanción el 5 de abril y quiere estar en la Copa América: "Estoy enfocado en mi regreso. Estoy fuerte y tengo plena confianza en mí".

La selección peruana ha sufrido un duro varapalo en esta doble fecha FIFA. Si el triunfo por la mínima ante Paraguay elevó los ánimos de una Blanquirroja en semidepresión casi desde que se fuera del Mundial, la derrota ante El Salvador fue un golpe de realidad en un combinado que tiene mucho que mejorar de cara a la Copa América. Y ahí vuelve a aparecer Paolo Guerrero.

El 'Depredador' termina su sanción el 4 de abril y se espera que tenga minutos saliendo desde el banquillo en el partido de Copa Libertadores en el que Internacional se enfrenta a Palestino. El poco acierto goleador y la sensación de que Gareca sigue sin encontrar su delantero titular vuelven a abrirle las puertas de la Selección tras el movido 2018 en el que estuvo sancionado pero consiguió formar parte de la Blanquirroja que viajó a Rusia.

Con Reyna como titular ante Paraguay y Farfán frente a El Salvador, Paolo Guerrero vuelve, a sus 35 años, a ocupar portadas como salvación de una selección que ve la cita de Brasil a la vuelta de la esquina con demasiadas cosas por mejorar. "Estoy enfocado en mi regreso. Estoy fuerte y tengo plena confianza en mí", dijo sobre su próxima reaparición. 

Tras declarar en el juicio contra el abogado de Swissotel, acusado de mentir en sus declaraciones a la WADA que propiciaron su suspensión de 14 meses, Guerrero afirmó que "esto es algo que se esperaba por las afirmaciones falsas que hizo el representante del Swissotel. Me perjudicaron en todo sentido".

También habló de los duros momentos vividos durante este último año: "Más allá de lo que he perdido empresarialmente, económicamente y moralmente me han hecho mucho daño. Estar castigado 14 meses ha sido durísimo". El delantero peruano dejó también claro que ha trabajado, y mucho, durante estos meses: "Gracias a Dios me he podido preparar muy bien y solo quiero que pase rápido el tiempo y empezar a jugar"