PERÚ

Paolo Guerrero, goleador histórico de la Copa América

Con el gol anotado ayer ante Chile, Paolo Guerrero superó a Vargas y se convirtió en el máximo goleador en activo de la Copa América con 13 tantos.

Paolo Guerrero, goleador histórico de la Copa América
HENRY ROMERO REUTERS

Cuando se pone la camiseta de Perú, Paolo Guerrero es tan bueno que no necesita marcar para ser la figura del partido. En la semifinal frente a Chile, cuando la bicolor ya había asegurado su triunfo, parecía que el jugador del Inter se quedaría una vez más sin marcar. Y a ningún peruano le molestaba, porque el rendimiento del equipo, y de su capitán, fue increíblemente alto.

Sin embargo, Paolo todavía tenía una bala, y qué uso fantástico le dio: después de una jugada sublime de los peruanos, Guerrero dejó desparramado al portero Arias y marcó el tercero. Si bien el gol sirvió mara maquillar un resultado ya finiquitado, es distinta la sensación después de un 3-0, sobre todo frente al clásico rival. Gracias a Paolo, podemos decir que Perú goleó a Chile.

Pero coronar la goleada no fue su único mérito: con ese tanto, Guerrero se ubicaba en el primer lugar de los jugadores en actividad con más goles en la Copa América. El único que podía alcanzarlo –y que todavía puede, de hecho- era Eduardo Vargas. Justamente el ariete chileno tuvo la oportunidad de volver a empatar a su rival en la tabla histórica con un penal en el último instante de la semifinal, pero el infranqueable Pedro Gallese adivinó su intención de picar el disparo y ahogó el grito.

Gallese y Guerrero se encargaron, entonces, de cuidar el lugar del delantero en la cima. Con su tanto, Paolo ya ha marcado trece en la Copa América, en la que fue goleador de dos ediciones consecutivas (2011 y 2015), algo que sólo Batistuta había conseguido. El peruano todavía se encuentra por detrás de Zinho, Méndez, Varela, Lolo Fernández, Moreno, Batistuta, Scarone, Ademir y Jair; todos retirados, y, salvo Gabriel Omar, jugadores de la primera mitad del siglo XX.

Ante Brasil, Guerrero buscará seguir agigantando su leyenda y consolidar su lugar en la historia grande del fútbol sudamericano.