COPA AMÉRICA | TEÓFILO CUBILLAS

"Esta selección de Perú me recuerda al Barcelona"

El histórico jugador de la blanquirroja, campeón de la Copa América en 1975, recordó aquel título y comparó a su generación con la actual para AS.com.

"Esta selección de Perú me recuerda al Barcelona"

Teófilo Cubillas (8 de marzo de 1940, Lima, Perú) es considerado uno de los mejores, sino el mejor, futbolista peruano de todos los tiempos. Fue el líder de la blanquirroja más exitosa, jugando tres mundiales (1970, 1978 y 1982) y levantando la último trofeo de sus vitrinas: la Copa América de 1975 en la que fue elegido mejor jugador.  En una charla con As, analiza cómo vivió aquel torneo, comparando aquella generación con la actual y dando su pronóstico de la ilusionante final contra Brasil del próximo domingo.

¿Cómo recuerda aquella Copa América que ganaron en 1975?

Antes el formato era distinto. Primero jugábamos en tres grupos de tres equipos a ida y vuelta. Quedamos primeros del nuestro y después superamos las semifinales contra Uruguay. Llegamos a la final ante Colombia y, como ganamos cada uno un partido, desempatamos en un campo neutral. Se escogió Venezuela y jugamos en Caracas. Llegamos con mi compadre Hugo Sotil, que jugaba en el FC Barcelona mientras que yo lo hacía en el Oporto. Nos iniciamos juntos en Alianza Lima y acabamos juntos en el mismo club. En una jugada personal disparo al arco y el rechace lo aprovechó Sotil para marcar el definitivo gol y levantar el título.

Siente que dieron la sorpresa ante Colombia…

Si, tenían un gran equipo y a Willington Ortiz, un delantero terrible. Además, por la cercanía de los países había mayoría de aficionados colombianos. Eso en esta época no hubiese sido igual. Mira todos los peruanos que viajaron hasta Rusia para ver a Perú de nuevo en un Mundial.

"Gareca ha conseguido devolver la confianza al jugador peruano"

Ganó el premio a mejor jugador de aquel torneo ¿Qué supuso para usted?

Ya me había tocado en 1971 ganar el Rey de América a mejor jugador sudamericano. Fue un tremendo honor. Después, repetir con el galardón en la Copa América fue increíble. Ahora, en las tardes, ya en mi retiro, es bueno recordarlo. Me deja la sensación de que lo que hice como futbolista no fue en saco roto.

¿Cuál es el motivo por el que Perú vuelve a pelear contra las mejores?

Tengo que asignar gran responsabilidad a Ricardo Gareca. Ha conseguido devolver al jugador peruano la confianza para que hagan todo lo que saben. Antes, los jugadores no tenían la libertad de ahora. Él les libera. Si quieres hacer un túnel, si quieres llevar la pelota... Además, ha conseguido confeccionar una alineación. Siempre ha llevado el mismo plantel o muy parecido y eso ha generado una consistencia que ha sido muy importante para conseguirlo.

¿Qué diferencias observa con el técnico campeón en 1975, Marcos Carlderón?

Son muy distintos. Marcos era un técnico que no practicaba un juego fluido, pero con sus charlas nos motivaba tanto que nos queríamos comer al rival. Gareca es más pausado. Es más lo que se necesita ahora. Tiene todos los conocimientos necesarios. Yo me quedé sorprendido de su forma de ser. Marcos decía lo que teníamos que hacer y nos transformaba. Gareca hace charlas técnicas jugador por jugador y luego los reúne a todos. Los resultados no se dan por sí solos.

¿Esta generación puede repetir su hazaña?

Por supuesto, las cosas buenas hay que repetirlas. La Copa América fue una cosa, pero la primera participación en el Mundial de 1970 fue increíble, y ellos ya consiguieron clasificar a Rusia.

¿Qué diferencias observa con la de 1975?

Muchas. Nosotros pasamos un año encerrados entrenando. Nos conocíamos de memoria. Hoy en día algo así no se puede lograr. Ahora con los clubes es muy difícil. Con la de ahora me quito el sombrero. Fui a ver un Perú Islandia en Nueva York. La cantidad de toques que dieron nunca lo había visto. Antes no se pasaban más de dos tres veces. En Nueva York se la pasaban 26 y 27 veces...parecía Barcelona. Tocaban con una confianza.

¿Qué espera de la final del domingo?

Brasil y Perú practican un fútbol similar, de buen toque de balón. No juegan desleal, no meten patadas. Juegan bonito. Fútbol es once contra once. Si se mentalizan, Perú puede ganar. Deben salir con cautela. En el partido de la fase de grupos, Perú salió a atacar a Brasil, ellos marcaron pronto y el equipo se deshizo. El domingo tiene que salir más cauteloso.

Usted es considerado el mejor jugador peruano de la historia ¿En qué posición coloca a Paolo Guerrero?

A Paolo lo pongo delante de mí. Nunca fui vanidoso. Jugué con otros grandes como Oblitas o Sotil, pero viéndolo a Paolo, me saco el sombrero. Perú juega con un delantero que copa todos los espacios. Contra cuatro defensores que se preocupan por él. Eso crea oportunidades al resto de jugadores de Perú, porque el atrae mucha atención. Tampoco quiero desmerecer a otros chicos. Yotún, Carrillo, Cuevita...todos suman. Máxima admiración.