DEPORTIVO BINACIONAL

Caos en Binacional

El club puneño aplicó la suspensión perfecta a su plantel, que, en su mayoría, no aceptó. Ya rescindieron Manco, Arauho y Bareiro. Llegó Deza.

Caos en Binacional

Es imposible no preguntarse qué hubiera sido de Binacional si no hubiera ganado la Liga 1 el año pasado. Si es que con los ingresos conseguidos por el título y por su clasificación directa a la Copa Libertadores no pudo mantener a su plantel en medio de la crisis, la historia hubiera sido bastante más trágica de no haber conseguido el título.

Campeón y todo, el Binacional se maneja como un equipo amateur. Con la posiblidad de dejar el nombre del Perú en alto y, sobre todo, de una región empobrecida y con poco fútbol en su haber, el cuadro de Puno hizo todo al revés. Desde que la pandemia se instaló en el mundo, Binacional sólo se ha desmoronado, a pesar de contar con ingresos superiores a la gran mayoría de equipos que no aplicó medidas tan drásticas.

La directiva del elenco celeste decidió aplicar la suspensión perfecta a todo su plantel, aduciendo que no alcanzaba el dinero para pagarles. En lugar de reducir los sueldos, como hicieron la mayoría de equipos, Binacional optó por la medida más severa, a la que se opuso casi todo el plantel. El primero en mostrar su descontento fue Reimond Manco, que se marchó.

Hoy, trascendió que el portero Alexander Araujo y el paraguayo Nery Bareiro también dejarán el club. Aún así, a pesar de la supuesta crisis económica que vive la institución, fichó al muy polémico Jean Deza, un futbolista que no cobra poco y cuya contratación supone un inmenso riesgo dado su largo historial de indisciplinas. El muy mal manejo de la directiva del campeón peruano puede provocar que termine el Apertura con un plantel muy disminuido.