SELECCIÓN PERUANA

La para de la MLS, un dolor de cabeza para Gareca

Siete habituales convocados a la selección que militan en la MLS no verán acción hasta abril, días después de la próxima fecha de eliminatorias.

La para de la MLS, un dolor de cabeza para Gareca

Desde hace algunas semanas, siete futbolistas habitualmente convocados a la selección peruana se encuentran entrenando en las instalaciones de la Videna. Todos ellos militan en clubes de la Major League Soccer (MLS), competencia que recién se reanudará el 3 de abril, según se anunció esta tarde en los Estados Unidos. Esto quiere decir que ninguno de ellos tendrá un partido oficial hasta después de que Perú enfrente a Bolivia y Venezuela, el 25 y el 30 de marzo, respectivamente, por la próxima fecha doble de las eliminatorias para Qatar 2022.

Lo cual supone un grave problema para Ricardo Gareca y su cuerpo técnico. De esos siete jugadores, por lo menos cuatro serán convocados con toda seguridad (Pedro Gallese, Raúl Ruidíaz, Edison Flores y Andy Polo), mientras que tres (Yordy Reyna, Marcos López y Alexander Callens) están permamentemente en el bolo. ¿Qué se puede hacer para que estos futbolistas tengan rodaje antes de los trascendentales partidos ante Bolivia y Venezuela?

Según Antonio García Pye, gerente de selecciones de la Federación Peruana de Fútbol, la idea es que algunos de ellos -idealmente, todos- encuentren clubes que compitan oficialmente en estos tiempos y consigan ir a préstamo. "He sugerido a algunos jugadores que intenten acercarse a algunos clubes. Quizá conseguir un préstamo y jugar Libertadores", señaló el directivo.

La flexibilidad de los equipos de la MLS no debería ser un problema: de hecho, ha sucedido en varias ocasiones que futbolistas que militan en la liga norteamericana han pasado algunos meses en Europa, en pleno invierno, jugando para clubes de ese continente, como sucedió hace algunos años con Thierry Henry y David Beckham, por citar los casos más conocidos. Lo que sí es un poco más complicado es que equipos sudamericanos encuentren espacio en sus presupuestos para costear, por sólo dos o tres meses, los salarios de futbolistas cuyas pretensiones económicas no son nada bajas.

Por el momento, los seleccionados seguirán entrenando en la Videna para no perder forma, aunque está claro que los ejercicios físicos y tácticos a cargo del comando técnico de la blanquirroja no son tan exigentes como la actividad oficial, algo imprescindible para que los futbolistas lleguen en las mejores condiciones para los partidos de fines de marzo.