PERUANOS EN EL EXTERIOR

Ahora o nunca para Cueva

Gareca señaló que el fichaje del mediocampista por el Al-Fateh era una muy buena noticia para la selección. Cueva ya no tiene margen de error.

Ahora o nunca para Cueva

Es posible que, en este mismo espacio, ya hayamos escrito estas líneas, pero lo haremos por última vez: a Christian Cueva sólo le queda una vida en la partida. Ni una más. El Al-Fateh de Arabia Saudita ha optado por darle una oportunidad en una liga bastante competitiva al díscolo mediocampista de la selección peruana, cuyo valor en el mercado es cada vez más bajo por mérito propio.

Después de irse por la puerta falsa del Santos, del Pachuca y de forzar la rescición de su contrato en el Yeni Malatyaspor de Turquía, y cuando parecía que no le queda otra que aterrizar en la Liga 1, Cueva y su entorno hicieron malabares para colocarlo en el extranjero, de manera que pudiera seguir en el radar de Ricardo Gareca, y, para alegría del director técnico argentino, lo han logrado.

Consultado sobre la noticia del fichaje de Cueva, el seleccionador se mostró contento, aunque no profundizó: “Eso es muy bueno, es lo que deseamos todos. Todo lo que les suceda a los jugadores y sea positivo es importante”, dijo antes de abordar un avión que lo llevó a Buenos Aires, donde pasará todos los días que dure el confinamiento impuesto por el gobierno peruano.

Cueva y todos los peruanos saben que el problema de Aladino está en su cabeza. Talento tiene de sobra, y lo ha demostrado largamente en la selección peruana, en donde ha mostrado sus mejores cualidades bajo presión. Que se concentre y vuelva a tener regularidad es realmente importante para blanquirroja, sobre todo en un momento en el que los resultados en las eliminatorias han sido muy malos y la clasificación a Qatar parece demasiado lejana. Pero no le queda ya mucho tiempo. Esta sí parece ser su última oportunidad.