UNIVERSITARIO

La transformación de Universitario con Gregorio Pérez

La 'U' estará en la Copa Libertadores del año que viene tras realizar una gran remontada desde que aterrizó el técnico uruguayo en el pasado mes de septiembre.

0
La transformación de Universitario con Gregorio Pérez

Universitario no arrancó bien la temporada allá por el mes de julio donde los malos resultados eran algo habitual dentro del plantel. Ángel Comizzo no encontraba la tecla para revertir la situación y, finalmente, fue destituido. La dirección deportiva apostó por el regreso de un viejo conocido para la afición. Gregorio Pérez se hizo cargo del puesto en septiembre con un claro objetivo: salvar la temporada. 

El técnico uruguayo se encontró con un plante hundido, sin alma y sin una identidad dentro del campo. Los resultados negativos afectaron la mentalidad de una plantilla que escondía un gran potencial. Gregorio Pérez fue muy claro desde el principio con sus jugadores y con los aficionados.

"La U tiene que estar en un torneo internacional. Está alejado de la pelea por el campeonato, pero matemáticamente tiene sus oportunidades, como también puede clasificarse a una de las copas. Hay que lograrlo porque Universitario puede encontrar una mejor posición en la clasificación", esas fueron sus primeras palabras y, ahora, dos meses después puede decir que lo ha logrado. 

Números notables

Desde que se hizo con las riendas de Universitario, Gregorio Pérez ha cosechado muy buenos resultados con siete victorias y una derrota en los ochos partidos que ha dirigido hasta la fecha. Solo Melgar ha sido capaz de impedir un pleno de victorias. Estos 24 puntos provocan que Universitario pueda jugar la Copa Libertadores 2022. La clave de la mejoría se debe a la pólvora en ataque con 18 goles cosechados. Pieza importante Alex Valera, que desde la llegada del uruguayo, ha sumado 13 goles esta temporada (11 en liga y 2 en la Libertadores) y 6 asistencias.

También la labor defensiva ha mejorado desde que llegó el profesor Pérez, logrando dejar 2 partidos de 8 sin recibir ni un solo gol. Una defensa de cuatro fue suficiente para acabar la temporada como el 4 equipo menos goleado de la Fase 2 con solo 19 tantos encajados. Sin duda, el fichaje del técnico fue un acierto porque logró levantar el ánimo de sus jugadores para sellar una fase final casi perfecta y logrando la clasificación a la Libertadores.