SEGUNDA DIVISIÓN

Inédito: hasta tres equipos de Segunda podrían subir a Primera

Inédito: hasta tres equipos de Segunda podrían subir a Primera

ADFP-SD

Tras sus respectivas liguillas, los segundos y terceros de Segunda División y de Copa Perú pelearán entre sí el segundo y tercer ascenso.

La Federación Peruana de Fútbol aprobó las Bases del Campeonato de la Segunda División 2018 (ADFP-SD) donde se indica que el campeón del Torneo asciende y los dos últimos de 15 participantes descienden de categoría. La novedad ahora es que luego de jugarse la liguilla para definir el campeón, los que ocupen la segunda y tercera posición pelearán también la posibilidad de ascender a la Primera División, con sus pares que ocupen las mismas casillas en el escalafón de la final de la Copa Perú 2018 (cuadrangular de tres fechas).

Entonces este año el ascenso directo y seguro será para un club de la Segunda División y uno de la Copa Perú y los segundos y terceros de cada campeonato pelearán entre sí el segundo y tercer ascenso. Si los equipos de la Segunda demuestran su alto nivel de preparación y competitividad, tienen grandes chances de lograr hasta tres ascensos para la Primera División del 2019.

Sin duda este es un gran triunfo de la Junta Directiva de la ADFP-SD que preside Sergio Ludeña Visalot y que acompañan Arturo Sánchez, Edson Villantoy, Américo Ibáñez y Ricardo Mejía.

La estructura del Torneo de la Segunda División Profesional será en dos etapas: Clasificación y Play-off, para definir al campeón del certamen y nuevo inquilino de la Primera División.

Este nuevo formato consiste en que, jugadas las 30 fechas oficiales (ida y vuelta), los equipos que se ubiquen entre los siete primeros lugares de la tabla de posiciones, pasarán a jugar una liguilla para definir al campeón.

El equipo que se ubique en el primer lugar –al final de las 30 fechas– accederá directamente a la semifinal, mientras que el segundo enfrentará al sétimo, el tercero chocará con el sexto y el cuarto con el quinto, en la etapa de cuartos de final.

Estas llaves se jugarán en encuentros de ida y vuelta, y en caso de producirse un empate en ambos enfrentamientos, el clasificado se definirá por la diferencia de goles obtenida (mayor). Y, de persistir el empate en los goles, accederá a la siguiente fase el equipo mejor ubicado en la tabla de posiciones de la etapa de clasificación.

Tras esta liguilla de cuartos de final, los equipos clasificados jugarán las semifinales –también en juegos de ida y vuelta– y los dos mejores llegarán hasta la gran final, la cual definirá al campeón de la temporada.

En tanto, la estructura estará dividida de la siguiente manera, el club que se ubique en el primer lugar de la tabla de posiciones, en semifinales, jugará contra el ganador del cuarto y quinto lugar. Y, la otra llave, se conformará entre los ganadores del segundo y sétimo, y el tercero con sexto lugar.

Asimismo, los equipos que culminen en los dos últimos lugares de la tabla de posiciones al finalizar las 30 jornadas, descenderán a la Copa Perú automáticamente.

Finalmente, gracias a este nuevo formato, el torneo de Segunda División Profesional será más atractivo por los beneficios que generará, como: Competitividad, Ingresos, Exposición Positiva de los clubes y torneo, Juego Limpio y Brand Equity (valor de marca).