SELECCIÓN PERUANA

Gallese, de villano a héroe en cuestión de días

Gallese se reivindicó ante Uruguay y fue uno de los héroes de la clasificación de Perú a semifinales de la Copa América al detenerle un penal a Luis Suárez.

Gallese, de villano a héroe en cuestión de días
JUAN MABROMATA AFP

No ha sido una semana fácil para Gallese. El arquero peruano tuvo que escuchar infinidad de improperios por parte de la afición por sus fallos en la goleada sufrida en el último partido de la fase grupal de la Copa América ante Brasil. El jugador de Alianza Lima quedó señalado y llegaba al encuentro de cuartos de final contra Uruguay con la presión de no volver a fallar. Y no sólo no lo hizo, sino que se reivindicó por todo lo alto. El portero cuajó una actuación memorable en el Arena Fonte Nova respondiendo con seguridad ante las constantes arremetidas de Luis Suárez y Cavani y se coronó héroe de la noche al detener el primer penal de la tanda al jugador del Barça.

Gallese comenzó la Copa América con el honor de ser el arquero con mayor número de apariciones con la camiseta de la selección peruana. Con 55 encuentros a sus espaldas, el 'Pulpo' es uno de los estandartes de la Bicolor y su presencia en el arco de Perú es prácticamente incuestionable. En el empate a cero contra Venezuela, el arquero de Alianza Lima fue clave para no encajar ningún gol en un partido frenético en el que la Vinotinto pudo adelantarse en más de una ocasión. Frente a Bolivia no tuvo mucho trabajo y poco pudo hacer por detener el penal a Martins.

Sin embargo, algo cambió contra Brasil. La presión de jugar ante la anfitriona y favorita pudo con él y los nervios le traicionaron en los tres primeros goles. Atajó un penal a Gabriel Jesus justo al final del encuentro, pero Gallese se marchó tocado y hundido y muy cuestionado por la afición. Una mala noche empañó el trabajo de mucho tiempo. Es con lo que tienen que convivir los porteros. Un fallo puede determinar el futuro de tu equipo en una competición, es una de las posiciones más desagradecidas del fútbol. Si fallas eres un villano y si aciertas un héroe. Y esto puede pasar en cuestión de minutos o de días, como ha sido el caso de Gallese.

En tan sólo siete días, el arquero de la Blanquirroja ha pasado de ser uno de los enemigos públicos número 1 de la hinchada peruana a ser el Dios que le ha dado el pase a los de Gareca a cuartos de final. Ayer tuvo que enfrentarse a una de las candidatas a hacerse con el título. Gallese sabía que no iba a ser fácil frenar el ataque de Uruguay y su nivel de concentración durante todo el partido fue impecable. Luis Suárez, Cavani, Nahitan Nández, Fede Valverde, De Arrascaeta... Todos lo intentaron sin cesar, pero ahí estaba el 'Pulpo' para atajar con seguridad cualquier ocasión de peligro.

Ya en la tanda de penales, Gallese se reafirmó -por si a alguien le quedaba alguna duda- en la portería de Perú. El arquero adivinó la trayectoria del balón en el lanzamiento de Luis Suárez y paró el único penal que falló Uruguay para certificar su presencia en las semifinales de la Copa América.