SELECCIÓN PERUANA

Raúl Ruidíaz sigue en deuda con la selección peruana

El delantero cuenta con la confianza de Gareca para reemplazar a Guerrero, pero muy pocas veces ha estado a la altura.

Raúl Ruidíaz sigue en deuda con la selección peruana

Perú sigue buscando un nueve. El futuro pinta oscuro sin Paolo Guerrero porque no aparece un sustituto de garantías. No hay nadie con el perfil o las condiciones para heredar la pesada responsabilidad de liderar la línea ofensiva del equipo. Gareca ha repetido que confía totalmente en Raúl Ruidíaz y Yordy Reyna, y llegó a decir, incluso, que “el recambio no es una preocupación” del cuerpo técnico.

Debería serlo. Porque, por el momento, no existe. Ayer, en la derrota de la selección frente a Ecuador en Nueva Jersey, Ruidíaz volvió a lucir errático y sumó un partido más sin anotar para Perú. El delantero del Seattle Sounders ha representado en 40 ocasiones a la selección nacional y ha marcado 4 goles. Son números demasiado mediocres para ser el nueve de la selección.

En el segundo tiempo, Gareca intentó acompañar a Ruidíaz con Reyna y de hecho ambos salieron beneficiados. A pesar de que tienen una buena relación con el gol, son dos jugadores que se desempeñan mejor con otro delantero a su lado. No tienen las condiciones para liderar el ataque, ni mucho menos para ser la referencia del equipo.

El problema es que la formación que mejor le ha funcionado al técnico argentino es el 4-2-3-1, con un solo delantero, lo que permite que los mediocampistas y extremos tengan mayor participación y movilidad. No parece probable que Gareca cambie de modelo, de manera que habrá que encontrar un jugador que pueda hacer, en el futuro no tan lejano, las veces de Paolo.

Por el momento, no hay ningún candidato que destaque particularmente. Kevin Quevedo, el atacante peruano con mayor proyección, es más un extremo que un delantero. Iván Bulos y Alexander Succar no lograron despegar, igual que Beto Da Silva, que ahora se las busca en la segunda de España. El refuerzo de la selección sub 23 que jugó en los Panamericanos fue Mauricio Montes, un delantero de 38 años. Una muestra elocuente de la escasez de Perú en la línea ofensiva.