PERUANOS EN EL EXTERIOR

Christian Cueva, muy cerca de salir de Santos

El jugador se reuniría esta tarde con Paulo Autuori, director deportivo del club, para definir su futuro. “Cueva es un patrimonio nuestro” dijo el presidente.

Christian Cueva, muy cerca de salir de Santos

Podrían ser los últimos días de Christian Cueva en el Santos. Según prensa allegada al club, el futbolista de la selección peruana se reunirá esta tarde con Paulo Autuori, director deportivo del club, para evaluar las posibilidades que tienen tanto el club como el jugador de definir una situación que se ha tornado espinosa para todos quienes forman parte de ella.

Además de llegar tarde a los entrenamientos de su equipo después de la Copa América de Brasil, Cueva protagonizó una gresca en una discoteca antes de concentrar con su selección, lo que terminó por colmar la paciencia de la directiva y de Jorge Sampaoli. El club optó por suspenderlo provisionalmente a la espera de una decisión del departamento legal que todavía no ha llegado o, en todo caso, no se ha hecho pública.

Esta mañana, José Carlos Peres, presidente del Santos, habló del caso del seleccionado peruano: "Cueva es un patrimonio nuestro. Es un jugador que está valorizado en el mercado internacional, principalmente. Estamos esperando una definición de Paulo Autuori. Él está conduciendo este caso, por lo que esta semana tendremos una definición de qué hacer. Vamos a salir de esta situación", comentó Peres.

Según pudo saber AS, Cueva maneja ofertas del extranjero, pero primero el equipo brasileño debe resolver su situación contractual. Su cesión finaliza a fin de año, después de lo cual el Santos deberá pagar 7 millones en tres armadas. Lo ideal para el ‘Peixe’ sería que otro equipo se encargue de esa deuda y fiche al futbolista, algo que parece demasiado pretencioso si tenemos en cuenta los antecedentes del exjugador de Alianza y San Martín.

Si Santos decide desprenderse del mediocampista, lo más probable es que deberá sacrificar unos cuantos millones. Este ha sido un impasse directamente provocado por el jugador, que no ha sabido aprovechar la oportunidad de ser el 10 de uno de los equipos con más historia del continente. El próximo contrato que firme, a sus 27 años, podría ser su última oportunidad en el fútbol grande.