ALIANZA LIMA I KEVIN QUEVEDO

Kevin Quevedo busca equipo

Apartado de la selección Sub 23 y sin club, el futuro de una de las joyas del fútbol peruano está en el aire.

Kevin Quevedo busca equipo

No puede decirse que esta sea una situación sorprendente, aunque sí un poco dolorosa. Mientras la selección peruana sigue buscando herederos de Paolo Guerrero y Jefferson Farfán en ataque, el posible reemplazante de ambos se encuentra sin equipo. A sus 22 años, Kevin Quevedo debería estar dando el salto a un torneo más competitivo que la Liga 1, pero cada vez se le cierran más puertas y su futuro pende de un hilo.

El vínculo del delantero con Alianza Lima terminó el 31 de diciembre. A lo largo de todo el año, la institución de La Victoria le ofreció a Quevedo distintas ofertas para renovarlo, pero su entorno se negó porque quería que fuera el mejor pagado del equipo. Uno de los problemas es que eso era casi imposible teniendo en cuenta que el mejor pagado era Pedro Gallese, figura indiscutible de la selección peruana en las eliminatorias, el Mundial y la Copa América, con lo cual era utópico ponerse a su altura.

Al parecer, las relaciones entre el club y el futbolista no se encuentran en su mejor momento, y de hecho Alianza está planeando la temporada 2020 con otras alternativas. Los fichajes de Jean Deza y Alexi Gómez, jóvenes, peruanos y extremos como Quevedo, y los rumores cada vez más fuertes del interés íntimo por 'Canchita' Gonzáles y Beto da Silva corroboran esa hipótesis.

Después de ser separado de la selección Sub 23 por una indisciplina, su valor en el mercado ha caído. Que firme un nuevo vínculo con Alianza parece cada vez más lejano, aunque no está claro cuáles son sus alternativas. Hace poco, el gerente de Sporting Cristal señaló que su perfil encajaría con el que busca el cuadro celeste, pero que su fichaje empezaría a ser considerado solo si se cayeran otras opciones. Parece ser que Quevedo no es la prioridad para los equipos más importantes del Perú.

¿Y el extranjero? Ahí reside la esperanza del futbolista. Su constante negativa a renovar su contrato con Alianza respondía a que el jugador sabía que había interés desde mercados en el exterior: Brasil, México y Estados Unidos, pero ese interés parece haber mermado. No debería sorprendernos que Quevedo termine buscando club en la Liga 1, aunque no vestiría la blanquiazul.